Inflación de Estados Unidos en agosto de 2022 superó las expectativas

Imagen de Armelion en Pixabay

El Gobierno de Estados Unidos dio a conocer el dato de inflación correspondiente al mes de agosto. De acuerdo con la institución, la inflación de la potencia alcanzó el 8,3 % frente al año anterior.

En comparación con las expectativas del mercado, el resultado al octavo mes del año está dos décimas por encima de lo pronosticado. Todavía así, el dato viene reduciéndose desde junio, pasando del 9,1 % de junio y del 8,5 % de julio.

Ahora, solamente para el mes de agosto, la inflación en Estados Unidos fue del orden del 0,1 %. Según recuerdan desde CNBC, la expectativa del mercado daba cuenta de que la variación mensual presentara una caída de la inflación cercana al 0,1 %.

El detalle del reporte permite ver que, sin contar los precios tan volátiles para el segmento de los alimentos y la energía, la inflación aumentó 0,6 % frente a julio.

Ahora, cuando se hace la comparación con igual mes del año pasado, a variación es del 6,3 %.

El análisis

Se espera una baja al 8,1 % en agosto frente al ascenso del 8,5 % de julio, lo que implicaría una nueva ralentización en el ritmo de subida de la inflación. Un dato clave que sin duda seguirá muy de cerca de la Fed.

No obstante, el consenso espera que el IPC subyacente (índice general sin alimentos frescos ni energía) suba 6,1 %, dos décimas más que el aumento del 5,9 % de julio.

Los analistas esperan que los precios hayan caído en el conjunto del mes en un escaso 0,1 %, por primera vez desde mayo de 2020, debido al largo y constante descenso de los precios de la gasolina desde que registraran máximos en verano. Han continuado su descenso desde finales de mes y ya llevan 13 semanas consecutivas de caída.

Recomendado: Joe Biden firma Ley de Reducción de la Inflación en Estados Unidos

Todo esto debería hacer descender la tasa general anual por segundo mes consecutivo hasta el 8,1 %, todavía en niveles tremendamente elevados, aunque un punto completo por debajo de sus máximos de junio.

“Cualquier lectura mejor de lo esperado será muy bien recibida por los mercados, que podrían consolidar de este modo y en el corto plazo sus recientes avances. En sentido contrario, una inflación que ‘se muestre remisa a remitir’, creemos que podría provocar algunas tomas de beneficios en las bolsas europeas y estadounidense, concretamente por parte de los inversores más cortoplacistas”, explican en Link Securities.

“Podríamos seguir confirmando un techo en la tasa general, aunque aún presión alcista en la subyacente. Esto podría reafirmar las previsiones de mercado de una nueva subida de tipos de interés de 75 puntos básicos por parte de la Fed (reunión del 21 de septiembre), la tercera consecutiva de esta cuantía”, resaltan en Renta 4.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias