Siete recomendaciones para administrar adecuadamente las tarjetas de crédito

Foto: Pixabay

DataCrédito Experian entrega recomendaciones para usar de manera adecuada tarjetas de crédito, teniendo en cuenta que, de acuerdo con la Superfinanciera, septiembre de 2022 es el mes con mayor tasa de usura en los últimos 20 años.

Con la compra de regalos para celebrar amor y la amistad la Superintendencia Financiera de Colombia invitó a moderarse en las compras con tarjetas de crédito debido a que la tasa de usura para este mes sería del 35.25 %, la más alta durante los últimos 20 años.

El ente regulador hizo la recomendación, entre varias razones, porque los cupos en tarjetas eran de $62 millones, antes de la pandemia, y ahora la cifra se acerca a los $100 millones.

¿Por qué es importante saber manejar la tarjeta?

El crecimiento en la cartera para este producto refleja que cada vez más los colombianos tienen, entre sus compromisos financieros, créditos derivados del uso de una tarjeta. Por lo tanto, una buena administración y manejo de este producto permite prevenir un sobre endeudamiento innecesario.

Destacado: Así puede evitar que le nieguen la solicitud de una tarjeta de crédito

Precisamente, para administrar adecuadamente una tarjeta de crédito, con el fin de que el uso sea sostenible y mantener una buena salud financiera, Camilo Garay, Vicepresidente de Consultoría de DataCrédito Experian dio las siguientes recomendaciones:

Organizar sus gastos: antes de usar una tarjeta de crédito, realice un presupuesto que le permita tener un control sobre los ingresos y los gastos, para determinar si es viable o no obtener el producto, así como también definir el cupo acorde con el plan presupuestal realizado.

Hacer compras a menos cuotas: realizar las compras con un plazo de pago mínimo, permite evitar el cargue de intereses y, por lo tanto, una menor posibilidad de endeudarse para poder pagar de forma más rápida el producto o servicio. Igualmente, es importante hacerle seguimiento al número de cuotas que se fijen, por cada compra, para que el pago mensual no supere lo que podría destinarse para la tarjeta, conforme al ingreso de cada persona.

Realizar avances solo cuando sea necesario: hacer avances y utilizar la tarjeta para disponer de efectivo generará intereses, así como también aumenta el cobro que mes a mes se hace del producto, por lo anterior, se recomienda retirar dinero solamente en casos excepcionales.

No gastar todo el cupo: el error más frecuente es usar todo el cupo que se ha dispuesto en la tarjeta de crédito, convirtiendo rápidamente el producto en una deuda y negando la oportunidad que permita utilizarla en algún momento inesperado.

No tener demasiadas tarjetas: en la organización de gastos y presupuesto se debe contemplar los créditos que ya están en curso para evitar nuevos compromisos financieros y eso incluye la adquisición de tarjetas. Esto puede ser riesgoso para la salud financiera, por eso hay que medirse y reconocer los ingresos versus los gastos.

Pagar oportunamente: es importante no retrasarse en los pagos para tener un control de las finanzas y evitar reportes negativos en centrales de riesgo. Para ello se recomienda programar el pago automático y evitar sobrecostos por pagos que no se hacen a tiempo.

Revisar los estados de cuenta: verifique que la información del estado cuenta corresponda efectivamente a las compras realizadas; en caso de alguna inconsistencia, se debe hacer el reporte a la entidad correspondiente.

Por último, Garay, aconseja revisar la historia de crédito siempre de manera gratuita a través de la herramienta www.midatacredito.com, por medio de la cual las personas pueden conocer el estado de sus obligaciones crediticias y tomar decisiones de acceder a crédito de una manera responsable.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias