Bogotá y Medellín tienen el metro cuadrado más alto del país, según estudio de Habi y Asobancaria

“Características de la vivienda usada” es el informe presentado por Asobancaria y Habi, acerca de cómo es el mercado de vivienda en cuatro de las ciudades más importantes del país: Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla.

Así mismo, el informe muestra que Bogotá y Medellín tienen el metro cuadrado más alto del país.

Una de las conclusiones del estudio fue que Bogotá y su área metropolitana cuenta con las propiedades más caras, un 30 % mayor, respecto a las demás ciudades.

Esta presenta el valor del metro cuadrado más alto del país, siendo de $3 millones la mediana, continúa Medellín (incluída el área metropolitana) que tiene un rango de $2,8 millones por metro cuadrado; y finaliza Cali y Barranquilla con la mayor cantidad de inmuebles ubicados en precios alrededor de los $2,2 millones.

Los precios por metro cuadrado de los inmuebles en Bogotá y Medellín

Bogotá y Medellín tienen un 34 % más altos que los precios en Cali y Barranquilla. Sin embargo, las áreas son en promedio un 22 % más reducidas, ya que estas dos últimas ciudades superan los 100 metros cuadrados. Por su parte, en Bogotá, un 70 % de las viviendas tienen 83m2 o menos, y para Medellín este valor es de 88 m2.

La importancia de este informe radica en que cerca de la mitad de los desembolsos de créditos hipotecarios están dirigidos a la vivienda usada, por lo que resulta fundamental comprender mejor las dinámicas de este segmento del mercado.

“En Habi nos hemos enfocado en convertirnos en expertos en este segmento, haciendo posible el acceso a información de interés para quien esté buscando comprar o vender una vivienda”, puntualizó Juan Sokoloff, VP de Data y Analítica.

Le puede interesar: Girardot (Cundinamarca): causas del apetito por comprar casas vacacionales

El estudio consistió en una caracterización del mercado de la vivienda usada en Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla y sus zonas aledañas, empleando técnicas estadísticas, en donde analizaron la correlación entre los mercados de vivienda nueva y usada, y exploraron variables como área, antigüedad, precio, estrato, entre otros.

“El estudio nos muestra que el mercado de la vivienda usada es atractivo, los precios han permanecido estables creando opciones interesantes de compra, sobre todo al ponderar también por área o ubicación. Este segmento sigue en recuperación después de la pandemia, por lo que tiene un espacio importante para crecer”, aseguró Guillermo Alarcón, director de Vivienda y Leasing de Asobancaria.

Teniendo en cuenta los costos de vivienda en el país, Habi continúa trabajando para simplificar la vida de los colombianos, presentando soluciones alrededor de la compra y venta de vivienda usada con procesos simples y seguros, con el propósito de dinamizar el sector.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias