¿Cómo combatir ansiedad, depresión y estrés laboral en su empresa?

Foto: Pixabay

La salud mental es un tema que ha adquirido mayor relevancia desde el 2020 en Colombia. La decisión del gobierno de hacer cuarentena durante dos meses y un poco más, desató enfermedades mentales en los ciudadanos que no habían experimentado aislamientos y para los que hacían teletrabajo.

Esta salud requiere atención y tratamiento al igual que la física, pues desde antes de la pandemia muchas personas sufrían de alguna enfermedad mental y no visibilizaban sus emociones o pensamientos, al punto de acudir a clínicas psiquiátricas por no contar con apoyo profesional constante.

Con la reactivación económica y de actividades se ha vuelto a espacios comunes sin el uso obligatorio de tapabocas, facilitando socializar y sentirse como antes. Sin embargo, el ámbito laboral sí requiere medidas de precaución y prevención de Covid y otros riesgos, y algunas empresas siguen operando remotamente.

Según el Ministerio de Salud, desde 2013, los reportes de las ARL y de las EPS dan cuenta de un incremento de los casos de ansiedad y depresión en el trabajo, ocupando el tercer lugar entre los más reportados.

Momentu analizó información de la Andi, DANE, Deloitte y Oracle, encontrando que el 62 % de los trabajadores ha sufrido de este tipo de patologías desde que se declaró la emergencia sanitaria, 57 % asegura que el teletrabajo durante la pandemia ha excedido las 8 horas diarias y, en el caso de las mujeres, el 61 % han visto aumentadas sus jornadas laborales, frente a un 53 % de los hombres.

Pensando en ello, WeWork, líder en espacios flexibles en el país, le ha apostado al crecimiento de espacios de trabajo distintos, que le hagan frente a esta problemática y permitan a los empleados gozar de beneficios para reducir el estrés laboral.

«Los espacios de trabajo flexible han sido diseñados para otorgarle a los empleados distintos lugares y maneras de trabajar, de forma que los colaboradores puedan escoger el área que mejor se adapte a sus necesidades, permitiendo así a las compañías, brindar una experiencia única a sus equipos de trabajo, lo cual es un factor clave no solo para aumentar la productividad, sino para transformar el ambiente laboral», señaló Juan Carlos Peñaloza, country manager de WeWork para Colombia y Costa Rica.

Le puede interesar: Salud mental de personal: un ahorro hasta de 15 % en ingresos de empresas

Dentro de las ventajas que ofrecen, está en primer lugar la descentralización de las operaciones de las compañías, que permite que los trabajadores puedan escoger la sede que les quede más cerca a sus casas para trabajar, ahorrando tiempo y evitando el estrés del tráfico en las ciudades.

En segundo lugar, le ofrecen a sus miembros la posibilidad de manejar su propio tiempo y trabajar en sus oficinas 24/7 con flexibilidad de horarios para que las personas se sientan más productivas en la noche si así lo desean.

Por otro lado, estos espacios de trabajo flexible, ofrecen la posibilidad de tener esparcimiento y relacionarse todos los días con personas de distintas áreas, creando una sensación de empatía y buen ánimo. 

De acuerdo con el estudio «Redefiniendo los modelos de trabajo en América Latina», en Colombia el 75 % de las personas señaló la integración entre áreas y empleados como un beneficio de las actividades presenciales.

El 45 % destacó la separación entre vida profesional y personal como un beneficio de las actividades presenciales, una estadística que hace necesario replantear las dinámicas de trabajo y la necesidad de espacios laborales en los que la salud mental no se vea afectada. 

Según un reciente estudio de Mercer- Marsh, Colombia es el país con más estrés laboral en América Latina, donde el registro es de 56 % comparado con un 50 % en el resto del territorio. Si bien este agotamiento no es una condición médica, tiene el potencial de afectar negativamente la salud mental y física, ocasionando niveles elevados de ansiedad y depresión, falta de sueño, aumento de la fatiga, entre otros. 

«Afortunadamente, muchas empresas reconocen ahora la gravedad del problema. Aunque no hay una solución fácil, sí hay muchas oportunidades tanto a nivel de tecnología como de infraestructura para que las empresas puedan permitir a sus colaboradores trabajar desde donde se sientan más cómodos y felices», concluyó Peñaloza.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias