Dólar en Colombia impacta a importadores, pese a caída de fletes de contenedores

Comercio exterior. Foto: MincComercio.

En los últimos días el dólar sigue mostrando un comportamiento al alza, pues de hecho este martes la divisa cerró por encima de la barrera de los $5.000, exactamente en $5.014. Este miércoles, por su parte, el cierre se situó en $5.003.

Este comportamiento viene impactando al sector productivo del país de diferentes maneras, pero, sobre todo, tiene un efecto significativo en el sector del comercio exterior.

“El fenómeno directo en importadores es complejo porque hay muchas materias primas, como el acero, que ha venido disminuyendo su precio a nivel global, pero como tenemos una tasa de cambio tan alta el importador no está viendo ese efecto”, explicó Alejandro Escobar, gerente de Sectorial.co.

Según el análisis de la compañía Drewry, que mide los indicadores de comercio exterior en el mundo, el precio por contenedor de 40 pies se contrajo 7 % en la semana del 27 de octubre, frente a la semana inmediatamente anterior.

Al mismo tiempo, el indicador, que estuvo hasta el jueves pasado en US$3.145,1, cayó 67 % si se compara el registro de la semana que pasó con la misma semana de 2021.

“Ha disminuido el valor en dólares, pero al aplicar la tasa de cambio por $5.000 se mantiene un flete costoso porque antes se pagaba a tasa de cambio de $3.700 o $3.300”, dice Escobar.

Recomendado: Precio mundial de fletes por contenedor de 40 pies cayó 61 % a septiembre

Frente al tema, Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex) aseguró que “los fletes internacionales de contenedores han presentado una tendencia a baja desde inicio de 2022 por entrada de nuevos buques y contenedores y menor demanda internacional de mercancías”.

“Pese a esto la devaluación del peso ha generado que los costos de producción en el país aumenten, afectando directamente la inflación”, agregó.

El caso de los exportadores, aunque en principio pareciera favorecerse, no sería tampoco una ventaja total en este momento para quienes venden mercancía al exterior.

Díaz expone que si bien la subida del dólar significa más pesos para los exportadores en las ventas que realizan, “es importante tener en cuenta que gran parte del aparato productivo colombiano depende de materias primas importadas que se compran en dólares”.

A eso se suma, como explica el gerente de Sectorial.co, que muchos exportadores ya vienen con coberturas cambiarias de tiempo atrás que se establecieron a unas tasas de cambio menores a las a las actuales, y “por eso no han podido aprovechar la volatilidad”.

Cadena de suministro

Con el dólar a $5.000 la situación para las empresas también genera un escenario de incertidumbre. En ese sentido.

“En el caso de algunos de nuestros modelos ya ingresaron al país con un valor de dólar diferente, sin embargo, para los pedidos futuros que ingresen al país prevemos un alza de los precios finales de los vehículos”, explica Juan Carlos López, gerente de mercadeo de Nissan Colombia.

Siga leyendo: Fletes marítimos a Colombia han bajado, pero son 230 % más costosos que promedio de 5 años

En la misma línea, Lucio Bernal, presidente de Home Sentry, argumenta que el 55 % de los productos de la empresa son importados.

Hemos venido viendo alzas inclusive de los productores locales porque muchos insumos o materias primas o componentes de los productos son de importación”, manifiesta.

De acuerdo con Bernal, el inventario del que disponen actualmente, y que llegó antes de mitad de año a tasas por debajo de $4.000 se mantiene con el precio actual. Sin embargo, las nuevas importaciones sí han requerido aumento de precios al consumidor final.

De otro lado hay que mencionar que aunque la situación actual del comercio exterior ha ido mejorando, aún permanecen algunas vulnerabilidades en las cadenas de suministro globales.

El Índice de Presión de la Cadena de Suministro Global (GSCPI) pasó de una reducción de 2,62 a 1,75 en agosto, mostrando una estabilización de la logística.

El GSCPI fue creado, como comenta Alejando Escobar, por la Reserva Federal de Estados Unidos, y mide factores como precios de materiales y materias primas, precios de fletes, transporte de materiales, etc.

Estos fenómenos globales, junto con la inflación en Colombia, que en septiembre llegó a 11,4 % en su variación anual, siguen aumentando las dificultades de la logística.

El experto comenta que al entorno internacional se suma un problema estructural de Colombia y es el déficit de la balanza comercial.

“Importamos como US$65.000 millones y exportamos unos US$50.000 millones, en algunos topes en US$55.000 millones”, dijo.

Finalmente hay que mencionar que se acuerdo con las cifras más recientes del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) las importaciones a Colombia entre enero y agosto de 2022 fueron US$52.694,7 millones. Ese dato representó un aumento de 43,2 %, frente al mismo periodo de 2021.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias