¿Cuáles son costos asociados a un crédito financiero en Colombia?

A pesar del aumento que han tenido las tasas de interés en el último año, no se ha evidenciado una reducción en la solicitud de créditos en Colombia.

En lo corrido del 2022, la Junta Directiva del Banco de la República decidió aumentar drásticamente sus tasas de interés y llevarlas en octubre al 11 %.

Por el contrario, las personas siguen acudiendo a esta herramienta para financiar sus proyectos. Un estudio de la firma TransUnion destaca que en el segundo trimestre del año el crédito creció 34 % frente al mismo periodo del año anterior.

La firma Raddar también destaca que, en septiembre de 2022, la colocación crediticia en los hogares por parte del sector financiero en tarjetas de crédito, consumo e hipotecarios “creció 6.1 %, frente al mismo mes del año pasado; el valor de las transacciones con tarjetas de crédito creció 28.2 % frente al mismo mes del año pasado”.

Destacado: Tres productos financieros para proteger tu empresa

Teniendo en cuenta este panorama, la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia (Asobancaria) explica que a la hora de solicitar un crédito es importante que el tomador tenga claro cuáles son los costos asociados a un préstamo.

Cobros relacionados con los créditos

Las entidades financieras autorizadas para colocar recursos a disposición del público ofrecen varios tipos de créditos con diferentes costos asociados. Por eso, el gremio recomienda tener en cuenta los cargos adicionales a la hora de comparar las alternativas de financiamiento que ofrecen los bancos.

Además, se debe tener en cuenta que los cobros vinculados al crédito pueden ser periódicos o de un solo pago; así como fijos o variables.

  1. Tasas de interés: sin duda este es el costo de mayor trascendencia, ya que hace referencia al interés que cobran las entidades financieras por hacer un préstamo a cierto plazo. Esta tasa se estipula teniendo en cuenta el puntaje crediticio que tienen las personas, así como las condiciones del mercado.
  • Estudio de crédito: ante una solicitud de crédito, la entidad financiera debe realizar algunos trámites para decidir si es viable otorgar los recursos al solicitante. Por esto, algunas instituciones cobrean un monto para llevar a cabo esta gestión.
  • Seguros: con el fin de respaldar el pago de la deuda, los bancos asocian el crédito con un seguro de vida o desempleo.
  • Crédito hipotecario: en este tipo de créditos los solicitantes deben asumir algunos gastos como el avalúo del inmueble y los costos notariales.
  • Crédito de vehículo: en este tipo de préstamos el solicitante debe tener en cuenta cobros adicionales como el pago el pago del peritaje y el traslado del vehículo en caso de ser necesario.
  • Tarjeta de crédito: uno de los costos adicionales de este producto es la cuota de maneja que se debe pagar mensual o trimestralmente. Además, cuando se hacen avances en efectivo a través de cajeros también se tiende a generar un cobro adicional.

El gremio bancario recomienda a las personas tener en cuenta estos costos para calcular el valor real que tendrá que pagar por el crédito solicitado. 

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias