Emprendimiento de colchones vuelve al mercado colombiano tras liquidación

Cortesía Boxi Sleep

Desde que inició la emergencia sanitaria de la Covid-19, el mercado de colchones y la industria del descanso experimentó una marcada bonanza durante la segunda mitad del 2020 gracias al alto tiempo que pasaban las personas al interior de sus hogares, beneficiando así a los emprendimientos del sector.

Este fenómeno, que fue transversal a todo el sector, también impulsó las ventas de Boxi Sleep, un emprendimiento nacido en Bogotá durante el 2014.

Este emprendimiento estaba empezando a competirle a los jugadores más tradicionales y posicionados de dicha industria, a pensar de los buenos resultados tuvo que cerrar.

Entre el 2015 y el 2020, la empresa registró un crecimiento del 100 % anualmente; con la pandemia, la empresa empezó a experimentar un crecimiento intermensual del 100 %.  

“Incluso, registramos meses ‘pico’ en los que tuvimos ingresos por cerca de $4.000 millones. Esto, por supuesto, nos llevó a contratar más personal, ampliar nuestra logística y tocar las puertas de nuevos proveedores”, explicó Santiago Varenkow, CEO y fundador de Boxi Sleep.

Destacado: ¿Cómo se prepara el sector empresarial ante una posible recesión económica?

El empresario señaló que, en medio del éxito que estaba teniendo la compañía “personas malintencionadas aprovecharon el alto volumen de trabajo para manipular las finanzas del emprendimiento, a tal punto que la empresa tuvo que replantear su rumbo”.

El emprendimiento bogotano de colchones finalmente tuvo que ser liquidada, ante la imposibilidad de cumplir con las obligaciones financieras que tenía la empresa.

Emprendimiento bogotano retoma operaciones

Tras cerca de dos años, los fundares de Boxi Sleep recuperaron la propiedad de la marca y están anunciando el relanzamiento del emprendimiento, que años atrás había sido el primer D2C (Directo al Consumidor) de colchones en el país y la región.

“Este hecho, en términos prácticos, constituye un auténtico ‘volver a empezar de ceros’, dado que se trata de una nueva razón social recién constituida”, afirmó el fundador de Boxi Sleep.

Así las cosas. El emprendimiento de colchones regresa al mercado nacional del descanso, con una proyección de $500 millones en ventas mensuales durante su primera fase.

La compañía señaló que, para llevar a cabo su operación, cuenta con una alianza con una fábrica de más de 20.000 metros cuadrados en Cota, capaz de producir 1.000 colchones diarios.

El emprendimiento también iniciará un plan para robustecer su estrategia digital, de manera que, a través de redes sociales y la creación de contenido de valor, pueda volver a acercarse a su principal público: las nuevas generaciones.  

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias