Estos son los supuestos económicos del Plan Nacional de Desarrollo de Colombia 2022-2026

Imagen de Steve Buissinne en Pixabay

El Gobierno del presidente Gustavo Petro hizo oficial el Plan Nacional de Desarrollo de cara a su mandato (2022-2026). El documento, que es la hoja de ruta de las políticas públicas de la actual administración, fija cuáles son las expectativas de crecimiento de la economía de Colombia en el próximo cuatrenio.

Empieza el documento por advertir que Colombia se enfrenta a un complejo panorama internacional. Dado lo anterior, el primer reto es que Colombia pueda dar cuenta de un crecimiento de su PIB entre el 3 % y el 4 %. Ese rango, dice el Plan Nacional de Desarrollo, será compatible con mayores niveles de empleo formal, menor pobreza e inflación para el año 2026. Por lo anterior, será entonces necesario lograr un aumento de la productividad entre 0,6 % y 1 %.

“Esta meta es consistente con mayores niveles de empleo y de inversión, que serán una realidad gracias a las apuestas descritas en la transformación de las bases del PND 2022-2026. Se estima que los incrementos en productividad y empleo conllevarán a una tasa de inversión del 24,6  % del PIB en 2026 y una tasa de desempleo de 8,5  %, lo cual es meritorio dado el contexto de desaceleración e inflación de la economía mundial entre 2023 y 2024”, dice el documento.

Uno de los supuestos clave se sustenta en el hecho de que las exportaciones aumentarán a una tasa promedio mayor que las importaciones dado esto último porque se requerirán menores importaciones de alimentos, bienes de consumo y de algunas materias primas.

Con esto de base, “los crecimientos de la inversión, la demanda, las exportaciones y la economía conllevarán a una generación de entre 1,7 y 2 millones de empleos, formales en su mayoría; lo cual implica reducciones en la tasa de informalidad, en las incidencias de pobreza monetaria y pobreza extrema”, prevé el Gobierno.

Como lo ha venido manifestado el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, el objetivo es que, si las exportaciones tradicionales reducen su participación en el total de exportaciones de bienes y servicios, las exportaciones no tradicionales y de servicios tendrán más participación, y se espera que incrementen significativamente sus ingresos, los cuales representan el 51,3 % de los ingresos totales de las exportaciones.

De cara a las expectativas de inversión pública, se prevé que esta será mayor que los promedios históricos, esto último a causa de inversiones financiadas con el presupuesto público y las iniciativas entorno a la transformación productiva. “Por su parte, la inversión privada tendrá aumentos compatibles con el crecimiento de la economía y las tasas de inversión señaladas”, complementa el Gobierno.

La idea entonces es que el país vea un cambio sustancial en el proceso productivo local, aumentando la productividad agrícola y la productividad manufacturera impulsada esta iniciativa por un cambio tecnológico y la diversificación productiva.

Proyecciones fiscales del Plan Nacional de Desarrollo

Se lee en la hoja de ruta del gobierno del presidente Gustavo Petro que el Marco Fiscal de Mediano Plazo, con las nuevas fuentes de recursos provenientes de la reforma tributaria y los mayores gastos que demandará la agenda social, se cumple con los estipulado en la Ley en materia de responsabilidad fiscal.

Con base en lo anterior, se prevé entonces que exista una mayor certeza y confianza en cuanto a los compromisos adquiridos con las comunidades y los diálogos sociales.

Recomendado: ¿Qué habría empujado al PIB de Colombia en el tercer trimestre de 2022?

“La inversión pública se estima que estará en niveles entre el 6 % y el 7 % del PIB, consistente con una tasa inversión al finalizar el periodo de 24 % del PIB, la cual permitirá financiar la construcción de infraestructura para apoyar la transformación productiva, la transición energética, la red terciaria, vivienda social, una mayor conectividad principalmente en zonas rurales y una mayor inversión en ciencia y tecnología”, proyecta el documento.

Finalmente, por cuenta de los niveles de inversión proyectados, dice el Plan Nacional de Desarrollo que el ahorro externo para financiar el faltante estará entre el 5,2  % a 3,0  % del PIB.

“Desde el punto de vista de la composición del balance ahorro inversión, entre el sector público y el sector privado, se proyecta que la inversión privada se eleve a 17,5  % del PIB, en tanto que la tasa de ahorro privado aumentará 17,2  % del PIB en 2026. De esta forma, el balance del sector privado requerirá será el mayor demandante de fuentes de financiación principalmente externa, a través de Inversión Extranjera Directa, por lo que liberará recursos de crédito interno para facilitar la financiación del sector público”, concluye la hoja de ruta.

Encuentre aquí el documento completo del Plan Nacional de Desarrollo (2022-2026)

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias