Las claves de crecimiento para el crédito digital en Colombia

Foto: Archivo particular uFlow.

Según información de la Superintendencia Financiera de Colombia, los desembolsos de créditos crecieron durante el año pasado un 22% al pasar de $362,6 billones en 2020 a $442,5 billones en 2021.

Uno de los dolores de cabeza que enfrentan los colombianos a la hora de solicitar un crédito de cualquier tipo ante una entidad financiera es su demora mientras que se validan los datos, la capacidad de pago, hasta el mismo desembolso. Muchos créditos se demoran o son negados debido a que muchos de los datos se validan telefónicamente y esto hace perder tiempo y se podría agilizar por medio de la Inteligencia Artificial y automatizando los datos que consiste en usar la tecnología para realizar tareas de manera muy rápida.

El futuro del sistema bancario que beneficiará a las personas, dependerá de tener menos espacios físicos y promover un mayor uso de servicios a través de dispositivos electrónicos, esto también generará un desarrollo de productos más personalizados y acordes a las necesidades de los nuevos usuarios. Sin embargo, el primer paso que deberán dar los bancos es el de aprender a integrarse al mundo de las Fintechs y, apoyar a sus colaboradores para que se acentúen a los cambios que trae consigo la transformación digital

Y es que la tecnología para el sector financiero  ha permitido que se tengan más de 40 millones de personas alrededor del mundo, quienes son beneficiadas de créditos y productos financieros.

Incluso, según el Informe Mundial elaborado por la consultora Capgemini y Efma sobre la Banca Retail del año 2022, que incluye información de 23 mercados, más de 8.500 clientes bancarios y 130 altos ejecutivos de los principales bancos y empresas no bancarias de todas las regiones, señala que más del 75% de los encuestados asegura que la facilidad de acceso y la flexibilidad de los nuevos servicios bancarios digitales es fundamental para tomar acción.

Según la encuesta, el 70% de los ejecutivos bancarios está preocupado por no tener suficientes capacidades de análisis de datos y ahora están promoviendo  estrategias para mejorar tecnologías de big data e Inteligencia Artificial (IA) con el objetivo de generar experiencias más personalizadas, crear conexiones más fuertes y maximizar el valor del cliente.

¿Cómo avanza el crédito bancario digital?

“Uno de los mayores problemas que encontramos en la transformación digital dentro del sector bancario es el poder integrar fuentes de datos nuevas de forma ágil. Usualmente, para ello, se requiere de equipos tech que integren esto a los diferentes productos tecnológicos, lo que ocasiona una pérdida de tiempo y de recursos”, señaló Santiago Etchegoyen, cofundador de uFlow, organización que desarrolló un motor de decisiones crediticias 100% en la nube lo que permitirá a los equipos de riesgos de cualquier entidad financiera automatizar reglas y modelos en sus políticas de crédito.

Recomendado: Créditos de marca blanca: ¿qué beneficios traen a las compañías?

El especialista en tecnología asegura que hay tres cosas que encuentra actualmente a mejorar en el sector bancario quien añade que por eso es necesario el uso de otras herramientas como la inteligencia artificial y la automatización para darle nuevamente “poder a los equipos del área de riesgo”.

Clave #1. Las API’S: Serán necesarias para integrar diferentes softwares que permitan mejorar las tecnologías y consolidar un mayor ecosistema financiero al conectarse con herramientas de algunas fintechs u otras startups.

Clave #2. La automatización: Ya que permitirá usar la tecnología para realizar tareas con muy poca intervención humana y en las que se llevan a cabo procesos repetitivos como por ejemplo: la apertura de una tarjeta de crédito o una transferencia.

Clave #3. Cloud Computing: También conocida como computación en la nube, es una tecnología que permite acceso remoto a softwares, almacenamiento de archivos y procesamiento de datos por medio de Internet.

Es importante resaltar, que la integración de estas tecnologías a sus sistemas no sólo significa un beneficio para los millones de usuarios que requieren de menos tiempo para llevar adelante trámites financieros, sino también, son herramientas que promueven una mejora en la productividad de cada una de las organizaciones.

De acuerdo a un estudio elaborado por la firma PwC, las áreas principales en las que actualmente se están enfocando las instituciones financieras son: comprender mejor la fuerza laboral; reconfigurar las funciones de los encargados de guiar el cambio en la empresa; abrazar las economías de plataforma; mejorar las habilidades digitales del personal; traer una mentalidad ágil a la cultura de la empresa y dominar el trabajo digital.

Sin embargo, solo un 27% de los directivos y gerentes encuestados para este estudio señalaron que monitorean las actividades de los trabajadores y el tiempo que dedican a cada una de ellas, por lo que, básicamente, muy pocos ejecutivos saben cuánto tiempo se invierte en cada proceso que sucede de forma interna en la compañía. En contraposición a ese dato, el 41% de los que lo hacen, logran mejorar sus índices de productividad.

Este contenido es producto de una alianza entre Valora Analitik y el FGA Fondo de Garantías, que busca generar un espacio para noticias pensadas en mejorar las finanzas personales de los colombianos y temas de interés relacionados con ellos.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias