A pesar de que ya no hay pandemia, estudiar un posgrado virtual gana peso en Colombia

Posgrado virtual
Posgrado virtual. Imagen: cortesía Universidad Piloto de Colombia

Hacer un posgrado virtual en Colombia después de la pandemia ha permitido impulsar las prácticas de aprendizaje y crear nueva oferta de programas.

De acuerdo con el Ministerio de Educación, la pandemia llevó a que la matrícula en programas virtuales pasara de 251.383 estudiantes en 2020 a 375.086 en 2021 representando un crecimiento del 49,2 %.

Cada vez son menos los estudiantes que tienen dudas respecto a la conveniencia de realizar un posgrado virtual con los avances en plataformas de aprendizaje.

Este solía ser el mayor desafío para esta modalidad de educación que ya va a la vanguardia.

Ahora la educación virtual es reconocida como una herramienta efectiva con la que es posible ampliar la cobertura, eliminar las barreras de la distancia y diversificar el acceso.

La Universidad Piloto le ha apostado a la modalidad virtual incluso en programas de posgrado, para quienes ya cuentan con un título de pregrado y buscan flexibilidad en su vida.

Beneficios de los posgrados virtuales con la Universidad Piloto

“La educación virtual, al igual que la educación presencial, depende de cada persona y su disposición para aprender. La modalidad virtual ofrece la posibilidad de no tener desplazamientos a planta física y facilidad en el manejo del tiempo.

Es importante resaltar que esta metodología, al ser autónoma, exige que la persona sea organizada para el desarrollo de sus actividades“, aseguró Juan Fernando Sánchez, director de Mercadeo de la Universidad Piloto de Colombia.

Recomendado: ¿Cómo aplicar a una beca de Colfuturo para posgrados en el exterior en 2023?

Los estudiantes de posgrado son en su mayoría profesionales en ejercicio que tienen compromisos laborales o profesionales, incluso familiares.

El ser autónomos con su tiempo les permite organizarse a su manera para poder cumplir con el desarrollo de actividades, la entrega de trabajos, la programación de tutorías y la participación en foros.

Es a través de estos pasos que despejan dudas y fortalecen su conocimiento.

La Universidad Piloto diseñó un esquema en el entorno educativo virtual para integrar a toda su comunidad estudiantil, con el ánimo de brindar equitativamente todo su portafolio de beneficios y servicios sin importar la modalidad de estudio.

Entre ellos están la oficina de bienestar, biblioteca, soporte técnico, escuela de semilleros de investigación, pagos en línea, reglamentación, proyección social y Radio UniPiloto.

Además, el modelo virtual está construido bajo la función de enfocarse en el desarrollo del pensamiento crítico con metodologías éticas dándole solución a problemas del día a día.

“Nos especializamos en un aprendizaje cimentado en la resolución de casos, problemas o elaboración de proyectos con un modelo educativo basado en objetos de estudio, conocimiento y aprendizaje, que se mide por el cumplimiento de estándares de calidad para la educación virtual”, finalizó Sánchez.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias