S&P expone cómo economía colombiana depende de Petro y su transición energética

El presidente Gustavo Petro.
Gustavo Petro, presidente de Colombia Foto: Presidencia.

La agencia Standard & Poor’s (S&P) dio a conocer la confirmación de la calificación crediticia soberana de corto plazo de Colombia en moneda extranjera ‘BB+´ y ‘B’ y hablando de Petro.

Además de exponer dicha calificación, la cual tiene una perspectiva estable, enfatizó en lo que significó la llegada al poder de Gustavo Petro en Colombia.

“La elección del candidato de centroizquierda Gustavo Petro como presidente, en un país que durante mucho tiempo ha sido gobernado por líderes centristas o conservadores, refleja un fuerte sentimiento antisistema entre segmentos sustanciales de la población”.

Efectivamente, dijo, la democracia del país arrojó que diversos sectores no votaron por candidatos de partidos de derecha o centro, como Fico Gutiérrez, David Barguil del Partido Conservador o Rodolfo Hernández, quién pasó a segunda vuelta.

Una vez Petro asumió como presidente de Colombia, empezó a ejecutar acciones para cumplir con sus promesas de campaña, entre ellas darle un giro de 180 grados a la reforma tributaria que había propuesto el expresidente Iván Duque.

Por dicha reforma de Duque, en 2021 hubo protestas masivas en Bogotá y otras ciudades durante días para que no fuese aprobada y Duque escuchara las razones de la ciudadanía.

Con esa base, Petro formó su reforma y fue aprobada en el Congreso de la República a finales de 2022, para que entre a regir este año.

Por otro lado, el presidente seguirá haciendo cambios para “mejorar” las condiciones de diversos sectores del país y combatir la pobreza.

“Petro propondrá una reforma de pensiones, laboral y energética en 2023. Es probable que la reforma energética respete los contratos existentes con empresas que operan en el sector de hidrocarburos” se lee en el informe de S&P.

La transición energética que propone el presidente

El presidente mencionó el 20 de enero el futuro de los contratos de explotación y exploración de hidrocarburos en el país.

“No es que se suspendan los contratos actuales de explotación, que consisten en sacar la materia prima, y de exploración, que consisten en buscar más. Esos siguen vigentes”.

Recomendado: Petro en Davos habló de nuevos contratos de petróleo y gas en Colombia

Pues según el mandatario gracias a la labor que se ha adelantado durante estos meses, Colombia ha logrado que las reservas de gas ya alcancen para consumo interno, hasta un periodo entre 2037 y 2042.

A su vez, el mandatario enfatizó en que “tenemos tiempo suficiente de consumo interno para hacer una transición planificada, ordenada; una transición que nos va a llevar hacia una economía superior”.

Pues desea que Colombia exporte energías limpias para el crecimiento y mejoramiento de la economía del país.

En este tema de transición Ecopetrol tiene un proyecto para lograr los objetivos pensado para 20 años.

Esto podría afectar la calificación crediticia de S&P en el futuro.

“El fracaso para cumplir con las expectativas de cambio podría debilitar la posición pública del presidente Petro y dañar la política económica (especialmente el gasto gubernamental).

Del mismo modo, la confianza de los inversionistas locales puede disminuir si existe incertidumbre persistente o inquietudes más profundas sobre las políticas económicas del Gobierno de Petro”, citó el documento de la agencia.

Además, aclara que las expectativas de crecimiento a largo plazo de Colombia dependen de la gestión de la transición de la producción de hidrocarburos hacia las energías renovables.

Los hidrocarburos representan alrededor de 40 % de las exportaciones, el 20 % de la inversión extranjera directa (IED) y el 10 % o 20 % de los ingresos del Gobierno, lo que subraya su contribución a la economía, concluyó.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias