Prevén aumento en el riesgo de seguridad en empresas: así está el panorama en Colombia

Seguridad en empresas
Seguridad en las empresas. Foto: tomada de Freepik
Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

En el mundo, hay una expectativa entre los directores de seguridad (CSO) de las empresas de que las amenazas aumentarán significativamente. Así lo dice un reciente informe de G4S, la compañía de seguridad de origen inglés.

En el informe fueron consultados 1.775 CSO de 30 países pertenecientes a grandes empresas, que suman ingresos totales de más de US$20 billones. De ellos, el 95 % aseguró que, para el próximo año, esperan que sus compañías estén expuestas a una amenaza interna.

Para entender las implicaciones del informe, Valora Analitik conversó con Mauricio Gutiérrez, country manager en G4S Colombia, quien explicó que la finalidad del informe es “tener el mayor rigor en entender los riesgos, peligros y amenazas, cómo los detectamos y cómo tratamos de mitigarlos”.

Seguridad en empresas, informe de G4S Colombia

El panorama de la seguridad en empresas en Colombia

La incertidumbre es el principal riesgo para la seguridad de las empresas colombianas, según el informe de G4S, en los próximos 12 meses. “La situación económica y social en el mundo genera una mayor tensión y se constituye en un peligro que puede materializarse en un riesgo de la seguridad”, dijo, en ese sentido, Gutiérrez.

“Problemas complejísimos como el narcotráfico y los desafíos económicos hacen que la incertidumbre se convierta como en un ‘campo de ansiedad desbordada’, que va traduciéndose en ciertos niveles de preocupación”, agregó.

En ese sentido, el informe indica que “los CSO prevén que los delincuentes sobre el patrimonio económico serán los que más amenacen a sus organizaciones en los próximos 12 meses. Casi tres quintas partes (58 %) prevén sufrir una amenaza de este grupo de actores ilegales, lo que supone un aumento significativo respecto al 35 % de los últimos 12 meses”.

Así, surge una cifra clave: el 58 % de los CSO de Colombia consultados dijeron que esperan, para 2024, aumentar el presupuesto en seguridad. Una cifra que supera a otros países de la región como México (56 %), Argentina (36 %) y Chile (27 %). E, incluso, a la media mundial (46 %) y la regional (49 %).

También, porque el 98 % de los consultados consideran que hay un riesgo de amenazas externas a la seguridad física. Esto significa una percepción 10 puntos superiores a las de hace un año, cuando la cifra fue del 88 %. Allí se incluyen hechos como vandalismo e intrusión en propiedad privada.

Recomendado: Así sería el megaproyecto de navegabilidad del río Meta que alista Colombia

Seguridad y ciberseguridad no son excluyentes

El estudio de G4S también indagó sobre el futuro de la seguridad y sobre la ciberseguridad. De entrada, Gutiérrez insistió en que la seguridad física y la ciberseguridad no son excluyentes:

Es tan importante proteger una como la otra. Son mundos complementarios, porque la seguridad no solo está en la ciberseguridad. Claro que hay desafíos gigantes, pero también hay amenazas concretas en términos de seguridad física que hay que seguir manejando”.

Y, en ese sentido, la tecnología puede ayudar a atender esos retos. Según 53 % de los encuestados, la introducción de nuevas tecnologías es una prioridad. Y el 45 % afirmó utilizar “tecnología de punta” en sus operaciones, con la expectativa de llegar al 70 %.

No obstante, hay obstáculos en su implementación como la falta de capacitación del personal de seguridad, el costo de instalación, el costo de mantenimiento y la falta de experiencia interna.

Aun así, el representante de G4S en Colombia dijo que la tecnología permite “volvernos un poco más predictivos de entender dónde hay posibilidades de riesgos materializarles. Y con esto, concentrar con más tecnología y mucha mayor precisión es más precisión que otra cosa lo que puede pasar”. Todo, en aras de mejorar la calidad de vida y el bienestar de las personas.

Así, concluyó Gutiérrez, “el bienestar realmente es no solo un deseable, sino un punto en el cual todos podemos trabajar. Implica una mejora en las condiciones de seguridad fundamentales. Y a pesar de circunstancias que se ven complejas, es posible que las compañías de seguridad y las instituciones de los Estados trabajemos por generar confianza”.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias