Banco Bradesco de Brasil suma seis renuncias tras salida de presidente y algunos hablan de ‘crisis’

Bradesco
Sede de Bradeso/Bradesco
Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

El banco brasileño Bradesco anunció que otros cuatro ejecutivos habían dejado la entidad, las más recientes renuncias tras un cambio de mando anunciado a finales del mes pasado.

A finales de noviembre, Bradesco, uno de los mayores bancos de Brasil, destituyó a su presidente ejecutivo, Octavio de Lazari Junior, tras cinco años en el cargo, y nombró en su lugar a Marcelo Noronha.

Marlos Francisco Araujo, director ejecutivo de gestión de riesgos, y Klayton Tomaz dos Santos, de organización, productos y servicios, ahora se marcharon por motivos personales, según el banco.

Los directores del departamento de propiedades y de banca mayorista de Bradesco también renunciaron, alegando motivos personales.

Las salidas se conocen después de que otros dos ejecutivos se marcharon la semana pasada. Bradesco dijo que no hay sustitutos para ninguno de los seis puestos hasta el momento, por lo que algunos analistas señalan que hay crisis en uno de los bancos más importantes de Brasil.

Recomendado: ISA anuncia la venta de su filial Internexa Brasil a Megatelecom Telecomunicações

Resultados de Bradesco

Bradesco ha tenido recientes balances negativos al recortar su beneficio en un 29,7 % hasta septiembre, quedándose en los 13.419 millones de reales brasileños (2.554 millones de euros), frente a los 19.085 millones de reales brasileños (3.632 millones de euros) del mismo período del año anterior.

El resultado operativo se contrajo un 45,7 % interanual en el período comprendido entre enero y septiembre de este año, hasta situarse en los 15.074 millones de reales (2.867 millones de euros).

La cartera de crédito cayó un 0,1 % en los últimos 12 meses mientras que aumentó en un 1,1 % en el trimestre, sumando una cifra de 877.500 millones de reales brasileños (167.008 millones de euros).

Los ingresos por intereses del banco se situaron en los 49.068 millones de reales (9.340 millones de euros), apenas un 1,3 % menos que en los mismos tres trimestres del año anterior. Mientras, las provisiones destinadas a posibles pérdidas crecieron un 66,6 % durante el ejercicio, hasta 29.021 millones de reales (5.524 millones de euros).

Por su parte, la facturación de productos de seguro, planes de pensión y bonos de capitalización aumentó un 25,6 %, hasta 13.134 millones de reales (2.500 millones de euros).

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias