Economía global en el periodo de crecimiento más lento en 30 años, según el Banco Mundial

Economía global
La proyección frente al crecimiento global es que se desacelere por tercer año consecutivo, pasando del 2,6 % en 2023 al 2,4 % en 2024. Imagen: Pete Linforth - Pixabay
Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

Según el más reciente informe de Perspectivas Económicas Globales del Banco Mundial, 2024 será el periodo de crecimiento más lento en 30 años. Esto, a pesar de que el riesgo de una recesión global ha disminuido.

La proyección frente al crecimiento global es que se desacelere por tercer año consecutivo, pasando del 2,6 % en 2023 al 2,4 % en 2024. Es decir, cerca de tres cuartos de punto porcentual debajo del promedio de la década de 2010.

“Sin una corrección importante de rumbo, la década de 2020 se recordará como una década de oportunidades desperdiciadas”, dijo Indermit Gill, economista jefe y vicepresidente senior del Grupo del Banco Mundial.

A qué se enfrenta la economía global en 2024

Un dato del Banco Mundial deja claro la complejidad a la que se enfrenta la economía global: “para finales de 2024, en aproximadamente uno de cada cuatro países en desarrollo y alrededor del 40 % de los países de bajos ingresos, la población seguirá siendo más pobre que antes de la pandemia de Covid en 2019”.

Para las economías avanzadas, el crecimiento se desacelera del 1,5 % de 2023 a 1,2 %.

“El crecimiento a corto plazo seguirá siendo débil, dejando a muchos países en desarrollo, especialmente los más pobres, atrapados en una trampa: con niveles paralizantes de deuda y acceso precario a alimentos para casi una de cada tres personas. Esto obstaculizaría el progreso en muchas prioridades globales”, señaló Gill.

Esta situación se da a pesar de que la economía mundial está en una posición mejor que hace un año. Lo anterior, por cuenta del impulso de la economía estadounidense. Aun así, tensiones geopolíticas -como la guerra de Israel en Gaza y la de Rusia en Ucrania- “podrían crear nuevos peligros a corto plazo para la economía mundial”.

A medio plazo, la situación no mejora. Esto por cuenta del lento crecimiento en la mayoría de las principales economías, el comercio global lento “y las condiciones financieras más ajustadas en décadas”.

Inversión, clave para mejorar las perspectivas

A pesar de la compleja situación para la economía global presentada por el Banco Mundial, Indermit Gill aseguró que se puede corregir el rumbo. Esto, si se acelera la inversión y se fortalecen los marcos de política fiscal.

Recomendado: Flujo de remesas crece 3,8 % en 2023, pero menos que en 2022, según el Banco Mundial

“Para abordar el cambio climático y lograr otros objetivos clave de desarrollo global para 2030, los países en desarrollo deberán realizar un aumento formidable en la inversión. Esta tendría que ser de alrededor de US$2,4 billones por año. Sin un paquete de políticas integral, las perspectivas para dicho aumento no son prometedoras”, apuntó el Banco Mundial.

Sin embargo, e proyecta que la inversión per cápita en las economías en desarrollo de 2023 y 2024 promedie el 3,7 %. Es poco más de la mitad e la tasa de las dos décadas anteriores.

Según el Banco Mundial, las economías en desarrollo a menudo obtienen beneficios económicos cuando aceleran el crecimiento de la inversión per cápita a al menos el 4% y lo mantienen durante seis años o más.

“Los auges de inversión tienen el potencial de transformar las economías en desarrollo y ayudarlas a acelerar la transición energética y lograr una amplia variedad de objetivos de desarrollo”, dijo Ayhan Kose, economista jefe adjunto del Banco Mundial y director del Grupo de Perspectivas.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias