S&P Global Ratings revisó la perspectiva crediticia de 5 bancos en Colombia

S&P Global Ratings revisó la perspectiva crediticia de 5 bancos en Colombia
S&P Global Ratings revisó la perspectiva crediticia de 5 bancos en Colombia. Foto: Valora Analitik
Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

Tras el cambio de la perspectiva de S&P Global Ratings sobre Colombia -que pasó de estable a negativa-, la agencia de riesgo también revisó la perspectiva de las calificaciones crediticias de varios bancos colombianos. ¿Cuáles fueron?

  • Bancolombia S.A. y Compañías Subordinadas (Bancolombia) y sus principales subsidiarias consede en Panamá, Banistmo S.A. y Bancolombia Panamá S.A.
  • Banco de Bogotá S.A. y Subsidiarias (Bogotá)
  • Banco Davivienda S.A. (Davivienda)
  • Financiera de Desarrollo Territorial S.A. (Findeter)
  • Financiera de Desarrollo Nacional S.A. (FDN)

Al mismo tiempo, S&P confirmó las calificaciones crediticias de emisor de largo plazo de ‘BB+’ y de corto plazo de ‘B’ de los bancos. Por último, se confirmaron todas las calificaciones de emisión de la deuda de los bancos.

“La acción de calificación soberana indica el riesgo de un posible cambio estructural en las expectativas de crecimiento económico de Colombia en los próximos años”, destacó la calificadora de riesgo.

Si este escenario se materializa, con una caída del crecimiento del PIB por debajo de su tasa tendencial de poco más de 3 %, a falta de medidas correctivas, podría contribuir a un deterioro fiscal o a mayores vulnerabilidades externas.

Por lo tanto, existe el riesgo de que bajemos la calificación en los próximos dos años, destacó S&P Global Ratings.

Recomendado: Ranking de bancos Colombia: varios aumentan pérdidas, mientras Bancolombia lidera a octubre

“Esperamos una amplia continuidad en la política fiscal y monetaria dentro de un entorno político estable. Los riesgos derivados de la acción de calificación sobre Colombia ya están incorporados en nuestro BICRA y se mantienen en línea con nuestra evaluación actual del riesgo económico”, indicó la entidad.

Así las cosas, se considera que están aumentando los riesgos de un posible debilitamiento estructural en el crecimiento económico, que podría afectar la posición fiscal y externa del soberano.

Sin embargo, el escenario base de S&P considera que, si estos riesgos se materializan, esto no ocurriría en forma simultánea durante los próximos seis a 12 meses.

Por lo tanto, se mantienen los factores (incluyendo sus tendencias estables), subfactores, grupo y ancla del Bicra de Colombia (consulte a continuación la síntesis de los factores de clasificación del Bicra de Colombia).

Si uno de estos riesgos se materializa en el corto plazo, S&P Global Ratings destacó que podría revisar la tendencia de riesgo económico para el sector bancario colombiano a negativa de estable, lo que reflejaría un debilitamiento de la resiliencia económica y un menor margen de maniobra bajo el nivel de riesgo económico actual (‘7’).

“En nuestra opinión, el sector bancario colombiano mantiene características que aún respaldan una evaluación de riesgo económico más sólida que la de sus pares en la región con un nivel de riesgo económico de ‘8’, como Costa Rica, Honduras, Jamaica y Paraguay”, explicó la agencia calificadora.

Por ejemplo, la economía colombiana refleja una mayor diversificación y un PIB per cápita más alto que el de sus pares, lo que se traduce en una economía más resiliente.

Además, la cartera de crédito del sector bancario colombiano está bien diversificada (en cuanto a sectores económicos, líneas de negocio y clientes), tiene una baja exposición a préstamos en moneda extranjera y tiene un enfoque conservador hacia los créditos al consumo e hipotecarios.

Recomendado: Fitch presenta informe sobre bancos colombianos: perspectiva mejoraría a partir de 2024

Esto último se observa en los préstamos de nómina que representan alrededor de 40 % de la cartera al consumo, mientras que los índices préstamo a valor de la propiedad (LTV, por sus siglas en inglés) de las hipotecas están regulados por la autoridad bancaria.

“Revisamos la perspectiva de cinco bancos colombianos a negativa de estable y confirmamos sus calificaciones crediticias”, precisó S&P.

Aunque nuestra evaluación (y tendencias) del Bicra de Colombia se mantienen sin cambios, estamos tomando una acción de calificación similar a la del soberano sobre Bancolombia y sus subsidiarias, Banco de Bogotá y Davivienda.

“Esto se debe a que no calificamos a las instituciones financieras colombianas por arriba de las calificaciones soberanas en moneda extranjera debido a los efectos directos e indirectos que un estrés soberano tendría en las operaciones comerciales y la calidad crediticia de los bancos. En el caso de Findeter y FDN, que son entidades relacionadas con el gobierno, sus calificaciones se benefician del respaldo soberano y no pueden estar por encima de ese nivel”, agregó.

Bancolombia

  • Perspectiva: La perspectiva negativa de Bancolombia refleja la perspectiva negativa de Colombia.

    Esto se debe a que, en situaciones de estrés soberano, los poderes regulatorios y de supervisión pueden restringir la flexibilidad financiera del banco.“En nuestra opinión, el banco se ve afectado por muchos de los mismos factores económicos que causan el estrés soberano. Las perspectivas negativas de sus subsidiarias, Banistmo y Bancolombia Panamá reflejan la perspectiva de Bancolombia”, informó S&P Global.Las calificaciones de las subsidiarias se moverán en línea con las de su matriz debido a que las consideramos integrales para la identidad actual del grupo y su estrategia futura.Escenario negativo: Si S&P Global baja la calificación soberana en los próximos dos años, podría tomar una acción similar sobre Bancolombia.Escenario positivo: Si S&P Global revisa la perspectiva de Colombia a estable en los próximos 12 a 24 meses, tomaría la misma acción sobre Bancolombia.

BBogotá y Davivienda Perspectiva

  • Las perspectivas negativas para los próximos dos años para Davivienda y BBogotá reflejan las de Colombia. Esto se debe a que, en situaciones de estrés soberano, los poderes regulatorios y de supervisión pueden restringir la flexibilidad financiera de los bancos.

    Según la agencia, los bancos se ven afectados por muchos de los mismos factores económicos que generan el estrés soberano.Escenario negativo: La calificadora bajaría las clasificaciones de ambas entidades si baja las calificaciones soberanas en los siguientes 24 meses.Escenario positivo: La entidad revisaría la perspectiva de ambas entidades a estable si toma la misma acción de calificación sobre el soberano.

Findeter y FDN

  • Perspectiva: La perspectiva negativa de FDN y Findeter para los próximos dos años refleja la perspectiva negativa de Colombia.

Por lo tanto, las calificaciones de ambas entidades-relacionadas con el gobierno continuarán moviéndose en línea con las del soberano, lo que refleja su papel clave (y su vínculo muy fuerte con) el gobierno como brazo de apoyo y de desarrollo del sector de infraestructura en el país.

Escenario negativo: S&P Global podría bajar las calificaciones de ambas entidades si baja la calificación de Colombia en los próximos 24 meses.

Escenario positivo: S&P Global revisaría la perspectiva de ambas entidades a estable en los próximos 24 meses si toma la misma acción sobre Colombia.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias