IEA: Energías renovables siguen en crecimiento y la nuclear está en máximo histórico

IEA: Energías renovables siguen en crecimiento y la nuclear está en máximo histórico
IEA: Energías renovables siguen en crecimiento y la nuclear está en máximo histórico. Imagen: Markus Distelrath en Pixabay
Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

Las energías renovables están creciendo rápidamente y la energía nuclear está en camino de alcanzar un nuevo máximo histórico para 2024, lo que permitirá que la generación con bajas emisiones supere el sólido crecimiento de la demanda de electricidad, así lo dio a conocer la Agencia Internacional de Energía (IEA) en su más reciente informe.

De acuerdo con la Agencia, se espera que la demanda mundial de electricidad crezca a un ritmo más rápido en los próximos tres años a medida que la transición a la energía limpia se acelere, y se prevé que toda la demanda adicional será cubierta por tecnologías que produzcan electricidad con bajas emisiones.

IEA: Energías renovables siguen en crecimiento y la nuclear está en máximo histórico
IEA: Energías renovables siguen en crecimiento y la nuclear está en máximo histórico. Imagen: IEA

Electricidad 2024 es la más reciente edición del análisis anual de la IEA sobre la evolución y las políticas del mercado eléctrico, que proporciona previsiones de demanda, oferta y emisiones de dióxido de carbono (CO2) del sector hasta 2026.

El informe concluye que, si bien el crecimiento mundial de la demanda de electricidad se redujo ligeramente a 2,2 % en 2023 debido a la caída del consumo de electricidad en las economías avanzadas, se prevé que se acelere a un promedio de 3,4 % entre 2024 y 2026.

Además, se espera que alrededor del 85 % del aumento de la demanda mundial de electricidad hasta 2026 provenga de fuera de las economías avanzadas, sobre todo China, India y países del Sudeste Asiático.

Recomendado: Ecopetrol duplicó meta de proyectos de generación eléctrica con energías renovables en 2023

Sin embargo, la generación récord de electricidad a partir de fuentes bajas en emisiones –que incluyen energías renovables como solar, eólica e hidroeléctrica, así como la energía nuclear, debería reducir el papel de los combustibles fósiles en el suministro de energía para hogares y empresas.

Según la IEA, las fuentes de bajas emisiones representarán casi la mitad de la generación de electricidad mundial para 2026, frente a una proporción de poco menos del 40 % en 2023.

Se espera que las energías renovables representen más de un tercio de la generación total de electricidad a principios de 2025, superando al carbón. También se pronosticó que para 2025, la generación de energía nuclear alcanzará un máximo histórico a nivel mundial a medida que aumente la producción de Francia, varias plantas en Japón vuelvan a funcionar y nuevos reactores comiencen a operar comercialmente en muchos mercados, incluidos China, India, Corea y Europa.

Cuando la proporción de combustibles fósiles en la generación global caiga por debajo del 60 %, será la primera vez que baje de este umbral en los registros de la Agencia Internacional de Energía que se remontan a más de cinco décadas.

“El sector energético produce actualmente más emisiones de CO2 que cualquier otro en la economía mundial, por lo que es alentador que el rápido crecimiento de las energías renovables y una expansión constante de la energía nuclear estén juntos en camino de igualar todo el aumento de la demanda mundial de electricidad durante los próximos tres años. años”, afirmó el director ejecutivo de la IEA, Fatih Birol.

Agregó que “esto se debe en gran medida al enorme impulso detrás de las energías renovables, con la energía solar cada vez más barata a la cabeza, y al apoyo del importante regreso de la energía nuclear, cuya generación alcanzará un máximo histórico en 2025. Si bien se necesitan más avances, y rápido, estas son tendencias muy prometedoras”.

Recomendado: Capacidad de energías renovables en el mundo creció 50% en 2023

El informe concluye que el aumento de la generación de electricidad a partir de energías renovables y nuclear parece estar empujando las emisiones del sector energético a una disminución estructural.

Se prevé que las emisiones globales procedentes de la generación de electricidad disminuyan un 2,4 % en 2024, seguidas de caídas menores en 2025 y 2026.

La disociación entre la demanda mundial de electricidad y las emisiones sería significativa dada la creciente electrificación del sector energético, con un mayor número de consumidores que utilizan tecnologías como vehículos eléctricos y bombas de calor, destacó la IEA.

La Agencia recordó que la electricidad representó el 20 % del consumo de energía final en 2023, frente al 18 % en 2015, aunque alcanzar los objetivos climáticos mundiales requeriría que la electrificación avanzara significativamente más rápido en los próximos años. Los precios de la electricidad fueron en general más bajos en 2023 que en 2022.

IEA: Energías renovables siguen en crecimiento y la nuclear está en máximo histórico
IEA: Energías renovables siguen en crecimiento y la nuclear está en máximo histórico. Imagen: IEA

No obstante, las tendencias de los precios variaron ampliamente entre regiones, lo que afectó su competitividad económica.

Los precios mayoristas de la electricidad en Europa disminuyeron más de un 50 % en promedio en 2023 después de haber alcanzado niveles récord en 2022 tras la invasión rusa de Ucrania.

Sin embargo, el año pasado los precios de la electricidad en Europa todavía eran más del doble de los niveles anteriores a Covid, mientras que los precios en Estados Unidos eran alrededor de un 15 % más altos que en 2019.

La demanda de electricidad en la Unión Europea disminuyó por segundo año consecutivo en 2023, y es no se espera que vuelva a los niveles observados antes de la crisis energética mundial hasta 2026 como muy pronto.

Aunque la demanda de electricidad en Europa y Estados Unidos disminuyó en 2023, muchas economías emergentes y en desarrollo registraron un crecimiento sólido que continuará hasta 2026 en respuesta al aumento de la población y la industrialización.

Durante el período de las perspectivas, se espera que China represente la mayor proporción del aumento global de la demanda de electricidad en términos de volumen, incluso cuando su crecimiento económico se desacelere y se vuelva menos dependiente de la industria pesada.

Recomendado: Primicia | Colombia alcanzará 1 giga de energías renovables solo hasta mitad de 2024

Mientras tanto, India será la que experimente el aumento más rápido de la demanda de electricidad entre las principales economías, y se pronostica que la demanda agregada durante los próximos tres años será aproximadamente equivalente al consumo de electricidad actual del Reino Unido.

“Como región, África sigue siendo un caso atípico en las tendencias de la demanda de electricidad, según el análisis del informe. Si bien el consumo de electricidad per cápita en la India y el sudeste asiático ha aumentado rápidamente, en África ha estado efectivamente estancado durante más de tres décadas”, precisó la IEA.

“El uso de electricidad es un indicador clave del desarrollo económico en cualquier país, y es una señal sombría que se haya estancado en África en términos per cápita durante más de tres décadas“, aseguró Birol.

Y añadió que “el acceso a una energía fiable, asequible y sostenible para todos los ciudadanos es esencial para que los países africanos alcancen sus objetivos económicos y climáticos. La comunidad internacional necesita trabajar junto con los gobiernos africanos para permitir el progreso urgente que se necesita”.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias