Colombia dejó de ejecutar $17 billones en 2023; del gobierno Petro fueron $8 billones

Gobierno Petro
Presidente Petro prepara decreto para movilizar recursos y atender el Fenómeno de El Niño. Foto: Presidencia
Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

El gobierno de Gustavo Petro dejó de ejecutar unos $8 billones en 2023, correspondientes al Presupuesto General de la Nación que había sido aprobado por el Congreso.

La cifra fue confirmada por el ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, quien señaló que esto debe llegar como un mensaje para las entidades e instituciones del Estado.

De hecho, es importante señalar que, en total, en Colombia se dejaron de ejecutar $17 billones en 2023, entre los cuales están los $8 billones del gobierno Petro.

Las cifras confirman las denuncias hechas durante el año pasado, en las cuales se indicaba la baja ejecución presupuestal del Ejecutivo y que, incluso, fueron reconocidas por el presidente.

Según fuentes, han sido diversas las críticas del jefe de Estado a sus ministros por tener una baja puesta en marcha de los recursos del Presupuesto.

Le puede interesar: Colombia se financiará en 2024 con más deuda interna; deuda total subirá fuerte

Gobierno Petro
Baja ejecución del presupuesto del gobierno Petro. Foto: tomada de istockphoto.com – Oscar Giraldo

Baja ejecución del presupuesto del gobierno Petro

Y, ahora, el ministro de Hacienda confirmó las cifras que se dejaron de ejecutar durante el año pasado.

“Los datos de ejecución presupuestal de 2023 revelan que se dejaron de ejecutar, en total, Gobierno Nacional Central (GNC), entidades descentralizadas y rubros de presupuesto sin situación de fondos, se dejaron de ejecutar $17 billones”, dijo el funcionario.

Y agregó: “El GNC fueron casi $8 billones y eso significa que, dado el menor recaudo, se logró compensar y equilibrar las cuentas”.

De otro lado, planteó que la pregunta para las entidades del gobierno Petro tiene que ver con cómo agilizar aún más la ejecución, sobre todo en los rubros de inversión.

En su concepto, los pagos que se hacen mes a mes para funcionamiento se ejecutan rápidamente. “Ese desfase (entre giro y pago) es casi automático”, afirmó.

El problema se da en las inversiones, ya que el mandato del presidente Petro es que solo se les pague a los contratistas o proyectos que presenten avances de obra.

“El propósito del Gobierno no es pagar contra obras no ejecutadas, conocidos como ‘elefantes blancos’, que se termina pagando y las obras no existen. Solo estamos pagando frente a obras ejecutadas”, concluyó Bonilla.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias