Claves para reducir el consumo de energía y cómo disminuir sus costos en empresas

Azimut Energía ha identificado tres aspectos cruciales relacionados con el ahorro energético en grandes empresas que los gerentes.

Energía que usaron Postobón y Central Cervecera de Colombia fue renovable
Energía que usaron Postobón y Central Cervecera de Colombia fue renovable. Foto: cortesía.
Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

El sector energético ha estado en las conversaciones de los colombianos en los últimos meses. Azimut Energía ha identificado tres aspectos cruciales relacionados con el ahorro energético en grandes empresas que los gerentes y directivos deben tener en cuenta en este 2024.

Dado que fenómenos como el Niño, la falta de liquidez de las empresas comercializadoras, las altas tasas de interés y los retrasos en los proyectos de generación y transmisión han contribuido a que los costos del servicio no se reduzcan en el país.

Para 2023, según las cifras presentadas por el DANE, los precios de la energía experimentaron un aumento del 20,7 %, superando significativamente la tasa de inflación general, que fue del 9,28 %.

Además, en todas las capitales de la costa caribe colombiana, el costo de la electricidad aumentó por encima del promedio nacional, afectando la competitividad de esa región.

Dada la situación actual, en el país se está debatiendo el proyecto de resolución para intervenir los precios de energía en bolsa durante el Fenómeno de El Niño.

Esta iniciativa está siendo liderada por la Comisión de Regulación de Energía y Gas, Creg. Sin embargo, Asoenergía ya expresó su preocupación sobre la propuesta de intervención en el precio de bolsa, que establece un tope de $532/kWh, pues señala que impactaría negativamente a los consumidores finales al intentar compensar esta acción con aumentos en el componente de las restricciones de la tarifa final de energía

Según Santiago Uribe, cofundador y gerente comercial de Azimut, empresa que ha creado un ecosistema que vincula a las empresas con soluciones de ahorro de energía mediante datos, intervenir en los precios de la energía en bolsa no será la solución.

Él sostiene que es necesario que más personas y empresas se conviertan en prosumidores, es decir, individuos que no solo consuman productos o servicios, sino que también participen activamente en su creación, promoción y mejora.

“La eficiencia energética no solo debe abordarse desde una perspectiva con implicaciones ambientales, sino también desde razones económicas, especialmente para empresas de diversos sectores industriales. Ser conscientes y participar activamente no solo ayuda a reducir los costos operativos, sino que también refuerza la competitividad a largo plazo al hacer frente a la volatilidad de los precios energéticos y las regulaciones ambientales más estrictas”, señala Uribe.

Cabe anotar que en caso de que El Niño se prolongue durante el primer trimestre de 2024 con una fuerte intensidad, se prevé una reducción de los embalses hídricos, por lo que algunas proyecciones indican que las tarifas podrían aumentar entre 15 % y 20 %.

Precio de energía en bolsa de Colombia cerró 2023 en $572,47/kWh: así le fue a enero
Precio de energía en bolsa de Colombia cerró 2023 en $572,47/kWh. Foto: tomada de Freepik

Recomendado: Tips eficientes para consumir energía y evitar una crisis en Colombia

¿cómo reducir el consumo de energía en empresas?

Ante este escenario, el directivo de Azimut Energía señaló tres aspectos cruciales relacionados con el ahorro energético en grandes empresas que debería tener en cuenta los gerentes y directivos en este 2024:

  • Las empresas tienen el potencial de lograr un ahorro del 30 % en los costos del servicio mediante la implementación de diversos procesos y acciones.

Estas se dividen en la gestión de la compra, gestión del uso, sustitución tecnológica y generación distribuida.

“Estas estrategias fomentan la eficiencia energética, utilizando la tecnología para detectar y corregir consumos desconocidos, eliminar procesos redundantes, sustituir equipos obsoletos y derrochadores de energía, entre otras medidas”, dice Azimut.

  • Hay una serie de oportunidades en las que se puede ahorrar en el precio del kilovatio. Por ejemplo, es usual que algunas compañías podrían estar pagando un sobrecosto del 20 %, debido a algo que se le llama “contribución”. Un gravamen se aplica a los usuarios industriales, comerciales y residenciales de estratos 5 y 6, y que tiene como objetivo financiar el subsidio otorgado a los clientes residenciales de estratos 1, 2 y 3, actuando como una inversión social.

Sin embargo, es importante destacar que la legislación colombiana otorga ciertos beneficios tributarios a los usuarios del sector industrial en relación con el costo mensual del servicio de energía eléctrica, siendo uno de ellos, la exoneración de la contribución mencionada anteriormente.

Además, es crucial que cualquier gerente sepa que en el país existen varios comercializadores de energía y que tienen la opción de elegir según el precio, la calidad y los beneficios ofrecidos por cada uno. En este proceso, es recomendable contar con la orientación de expertos, como las empresas de Azimut, que analizan a detalle cada uno de estos aspectos y lo acompañan a seleccionar el mejor.

Adicionalmente, algunas compañías empezaron a recibir un cobro adicional en su factura por energía reactiva a partir de la resolución 015 de 2018 de la CREG.

Esta es una energía eléctrica absorbida o inyectada a la red por equipos que requieren un campo magnético para su funcionamiento, como motores, transformadores, ascensores, sistemas de bombeo de agua, motores de aireación de piscinas, iluminación eficiente, entre otros.

Sin embargo, es posible compensarla instalando una batería de condensadores, lo que ayudaría a eliminar esta sobrecarga en la factura.

  • Se puede llevar a cabo una gestión basada en el consumo. Para lograrlo, los gerentes deben enfocarse en la cantidad de kilovatios consumidos, implementando prácticas que fomenten la eficiencia y reduzcan el consumo innecesario. En este sentido, la adopción de tecnologías específicas y la actualización de equipos serán fundamentales para llevar a cabo esta opción.

Asimismo, el cofundador de Azimut Energía sugiere evaluar la posibilidad de generar energía propia en el lugar mediante la instalación de sistemas solares fotovoltaicos, con lo cual se pueden reducir los costos en más de un 20 %.

En caso de no contar con el capital necesario para este tipo de proyecto, también se puede considerar un contrato PPA (Power Purchase Agreement), que es un acuerdo a largo plazo entre un desarrollador de energía renovable y un consumidor para la compra de energía sin necesidad de inversiones por parte del cliente.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias