Ahora | Bogotá tendrá racionamiento de agua ante “críticos” niveles de embalses

Bogotá tendrá oficialmente cortes y racionamiento de agua a partir de semana del 8 de abril, debido a los niveles críticos de los embalses.

Bogotá tendrá racionamiento de agua ante niveles de embalses
Bogotá tendrá racionamiento de agua ante niveles de embalses. Foto: tomada de Freepik
Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

Bogotá tendrá oficialmente cortes y racionamiento de agua a partir de semana del 8 de abril, debido a los niveles críticos de los embalses, en particular de la represa de Chingaza.
La medida se toma luego de las declaraciones del alcalde Carlos Fernando Galán, quien indicó inicialmente que esta se hará por zonas y horarios.
Eso sí, aún no entregó detalles sobre cuándo y cómo se harían los recortes de agua en la capital, pero sí anotó que la situación en Chingaza es compleja, sobre todo porque suple el 70 % del agua de Bogotá.
Cabe mencionar que el mandatario local se reunió ayer con el presidente Gustavo Petro y tiene otra reunión programada para hoy, las cuales tienen como fin discutir y anunciar las medidas correspondientes.

El alcalde Galán adelantó que el racionamiento de agua en Bogotá requerirá intervenciones de gran calado, por lo cual no se tratará de cortes de pocas horas al día.
En su lugar, estos serán de entre 12 horas y 24 horas, aunque aún se están definiendo los horarios y zonas en los que se aplicarán.
Lo que sí está claro es que Bogotá será dividida en 10 u 11 zonas, en las cuales se fijará el racionamiento y habrá restricción para una sola zona por día.

¿Cómo están los embalses de Bogotá?

Según los datos más recientes de las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR), el estado de los embalses que abastecen a la ciudad es:

En el Agregado Norte, los embalses de Neusa, Sisga y Tominé tienen un promedio total de almacenamiento del 55,4 %, mientras que los del Agregado Sur, Chisacá y La Regadera, se encuentran estables con un 42,8 % de su capacidad.

Por su parte, el sistema Chingaza, conformado por los embalses de Chuza y San Rafael, reporta un acumulado del 16,19 % con una tendencia descendente, mientras que el embalse El Hato, ubicado en el municipio de Carmen de Carupa, presenta un nivel del 82,3 %.

El director general de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), Alfred Ignacio Ballesteros Alarcón, se unió al llamado de la Administración Distrital para hacer un uso responsable del agua.

El funcionario señaló que, si bien el comportamiento de estos sistemas de regulación aún permite satisfacer la demanda de abastecimiento y riego, es imperativo no bajar la guardia en las acciones de ahorro y manejo racional del agua.

 “Cada gota cuenta, por eso nos sumamos al llamado de las autoridades distritales y departamentales de hacer un uso responsable del recurso hídrico, teniendo en cuenta que el fenómeno de El Niño no ha desaparecido y aunque la primera temporada de lluvias comienza a manifestarse, es importante que los sistemas de almacenamiento se recuperen de manera gradual y controlada”, afirmó el director.

El ministro de Minas y Energía, Andrés Camacho, se pronunció ante el anuncio del alcalde Galán diciendo que el embalse de Chingaza tiene un uso predominantemente para agua potable y agricultura. “Durante el fenómeno de El Niño, el consumo de agua se ha incrementado en Bogotá. Cada gota cuenta, cada KWh cuenta, es importante aunar esfuerzos para ahorrar agua y energía en esta fase final de la sequía”.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias