Colombia da luz verde al open banking: de esto se trata

El open banking busca que se abran puertas para que se pueda compartir información entre los actores del sistema financiero.

Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

Jorge Castaño, superintendente financiero de Colombia, confirmó que el gobierno nacional ya reglamentó el funcionamiento del open banking en Colombia, mecanismo que seguirá impulsando la modernización del sistema financiero nacional.

El open banking llega con la prioridad de seguir siendo un complemento para que las entidades financieras ajusten modelos para distribuir sus productos a través de entornos digitales.

Esto último, también explicó Castaño, se centra en complementar la oferta y portafolio vigentes con productos de terceros, así como darle mejores bases a una infraestructura tecnológica todavía con oportunidades de crecer en el país.  

De esta manera, lo que pretende este open banking es que se abran puertas para que se pueda compartir información entre los mismos actores del sistema financiero.

“Desde el punto de vista de los mercados desarrollados, esta es la estrategia: compartir información para el desarrollo de productos y servicios es clave para el país”, complementó Castaño.

Las bases del open banking

Al final lo que también se busca, recuerdan desde Latam Fintech, es que se promuevan las finanzas abiertas en Colombia y se motive una mayor competencia, inclusión y eficiencia en la prestación de servicios financieros.

En ese sentido, según Víctor Ramírez, socio de A&A de BDO en Colombia, el país «ha avanzado en materia regulatoria, siendo el tercer país más destacado en la región. Compartir datos de usuarios desde diferentes compañías financieras: bancos, comisionistas de bolsa, establecimientos de crédito, fiduciarias, fintech, entre otras, se da gracias a la Interfaz de Programación de Aplicaciones, APIs, programas que facilitan y brindan mayor seguridad en el intercambio de datos”.

Recomendado: Así les fue a las utilidades del sistema financiero de Colombia en abril de 2022

De esta manera, el decreto que expide el Gobierno Nacional, según Latam Fintech, busca centrarse en cuatro objetivos:

  1. Precisar las reglas aplicables al intercambio de datos del consumidor.
  2. Enmarcar la administración de plataformas digitales y la prestación de servicios por parte de las entidades.
  3. Reglamentar la iniciación de pagos.
  4. Fortalecer los estándares de protección al consumidor en la era digital.

Sobre los retos que le quedan al país en materia de open banking, desde BDO estiman que los principales serán los de fortalecer los aplicativos TI; hacer nuevos estudios para validar la vulnerabilidad de los datos autorizados por los clientes; procesar la información para atender las demandas de los usuarios; adoptar nuevas tecnologías; y adaptarse a la regulación en vigencia.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias