Federación Nacional de Cafeteros responde a gobierno Petro sobre fondos del Café y de Estabilización

La Federación Nacional de Cafeteros Germán responde a varios cuestionamientos realizados por el presidente de Colombia, Gustavo Petro,

Federación Nacional de Cafeteros
Germán Bahamón, gerente Federación de Cafeteros de Colombia. Imagen: FNC.
Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

El presidente de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), Germán Bahamón, emitió un comunicado en el que responde a varios cuestionamientos realizados por el presidente de Colombia, Gustavo Petro, ayer 3 de abril, en el marco de la Gran Asamblea Cafetera.

En primera instancia, el dirigente gremial hizo especial énfasis en que los recursos del Fondo Nacional del Café (FoNC) son de los cafeteros, quienes “libra a libra los hemos aportado”.

Y es que, el FoNC es una cuenta de recursos parafiscales que se financia con la contribución cafetera, con las regalías de uso de marca y con la comercialización del café. Dicho aporte corresponde a 0,6 centavos de dólar que ponen los cafeteros cuando exportan.

Eso significa que, si las exportaciones son 10,9 millones de sacos de 60 kilos, la contribución es de aproximadamente US$80 millones al año. Eso sí, el precio puede variar por la tasa de cambio y la cantidad vendida.

El Fondo se creó el 22 de noviembre de 1940 mediante el Decreto 2078, con tres propósitos específicos: garantía de compra, extensión e investigación, a través de Cenicafé (Centro Nacional de Investigaciones de Café); y su manejo y administración a cargo de la FNC se formalizó mediante un contrato suscrito con el Gobierno en diciembre de ese mismo año.

Presidente de Colombia, Gustavo Petro, cuestiona la gestión de la Federación Nacional de Cafeteros.

Gustavo Petro

Esta fue la base para que Petro asegurara que los recursos allí consignados “como tanto tiempo se ha contratado privadamente, entonces se creó la tesis de que hay derechos adquiridos sobre el Estado (…) se está usando esa planta y esa plata es propiedad del Estado, contratada, pero del Estado.  Nosotros tenemos un señorío sobre ese dinero, que ahora se pone en cuestión”, dijo.

Sin embargo, la Federación fue enfática -y sostuvo firmemente- que dichos aportes no son dineros públicos, sino del trabajo de los cafeteros. “En el pasado sirvieron a todos los colombianos construyendo escuelas, vías y acueductos, hoy hacemos un llamado a la solidaridad del país con un sector productivo al que mucho le deben; defenderemos el Fondo Nacional del Café”, puntualizó Bahamón.  

¿Qué pasa con el Fondo de Estabilización de Precios del Café?

Otra discusión aparte que ha generado controversia entre el Gobierno de Gustavo Petro y la Federación Nacional de Cafeteros es lo que tiene que ver con el Fondo de Estabilización de Precios del Café (FEPC).

A diferencia del anterior, este fondo es una cuenta especial que le permite al productor protegerse de los riesgos que afectan su ingreso como la variabilidad climática y la volatilidad del precio del café colombiano.

De esta manera la empresa caficultora puede ser rentable y sostenible a lo largo del tiempo, pues el objetivo del fondo es estabilizar el precio de los productores.  

Ayer, en la Asamblea Cafetera que protagonizó el Ejecutivo, la ministra de Agricultura, Jhenifer Mojica, anunció que el Gobierno iba a activar el FEPC.

No obstante, dicha propuesta ya había sido anunciada previamente por el gerente de la Federación y expuesta en algunos medios de comunicación. Además, sería socializada en el Comité Cafetero convocado para mañana, 5 de abril.

Lo dicho por la cartera es con la activación “se pague el 80 % de las compensaciones a los cafeteros, que es lo máximo permitido por la ley”.

Cafeteros en Colombia
Producción de café en Colombia.. Foto: tomada de Freepik

Al respecto, en su pronunciamiento de hoy, Bahamón respaldó los anuncios diciendo que “es importante que se atienda la alerta naranja del Fondo de Estabilización Precios y que en el marco de la institucionalidad, se concrete en el Comité Nacional su metodología de activación y se revisen las distintas fuentes que allí pueden confluir para apoyar al cafetero en esta realidad”.

En este momento, el FEPC cuenta con $365.000 millones, de los cuales $193.000 millones son aportes que dejó el gobierno anterior y el restante son recursos puestos por los cafeteros.

“Si es deseo del Gobierno Nacional hacer una revisión de la metodología de costos que construimos en conjunto y aprobamos en el Comité Nacional del 21 de diciembre, bienvenida esa revisión pero que no sea una revisión que dilate su activación o la difiera a más discursos, los cafeteros ad portas de la cosecha necesitamos el apoyo del Gobierno”, relató el dirigente gremial.

Y es que, precisamente, una de las dudas del sector es si con la activación del fondo por parte del Ministerio también se aportarían nuevos recursos para apoyar el ingreso de los cafeteros.

El Fondo de Estabilización de Precios del Café se creó por medio de la Ley 1969 de 2019, el cual fue reglamentado por el Gobierno, quien contrató su administración y aportó los recursos iniciales para su capitalización.

Hay que decir que la Federación no obtiene ninguna remuneración, solo se le reconocen los costos y gastos relacionados con su administración y funcionamiento y con la operación de los respectivos mecanismos de estabilización.

Finalmente, el gerente de la Federación manifestó que el gremio “solo puede ser reformado por los cafeteros, pues somos una organización privada y como tal acudiré a las instancias previstas en nuestros estatutos para presentar la transformación que en esa materia sea requerida”.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias