Galán califica de “crítica” la situación de embalses para Bogotá: así están los niveles del agua

El alcalde de Bogotá, Carlos Fernando Galán, expresó su preocupación por los bajos niveles de agua en los embalses.

Galán y la reconfiguración de su gabinete.
Galán y la reconfiguración de su gabinete. Foto: Alcaldía de Bogotá
Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

El alcalde de Bogotá, Carlos Fernando Galán, expresó su preocupación por los bajos niveles de agua en los embalses que abastecen la ciudad, calificando la situación como «crítica».

Frente a esto, el mandatario local anunció que se reunirá con el gobierno del presidente Gustavo Petro para discutir y anunciar medidas en los próximos días.

A pesar de los llamados realizados desde enero para promover el ahorro de agua entre los habitantes, Galán señaló que los esfuerzos hasta ahora no han sido suficientes y que el Fenómeno de El Niño ha tenido un impacto significativo en la disponibilidad del recurso.

Recomendado: Así puede ahorrar energía ante el Fenómeno de El Niño en Colombia

¿Cómo están los embalses de Bogotá?

Según los datos más recientes de las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR), el estado de los embalses que abastecen a la ciudad es:

En el Agregado Norte, los embalses de Neusa, Sisga y Tominé tienen un promedio total de almacenamiento del 55,4 %, mientras que los del Agregado Sur, Chisacá y La Regadera, se encuentran estables con un 42,8 % de su capacidad.

Por su parte, el sistema Chingaza, conformado por los embalses de Chuza y San Rafael, reporta un acumulado del 16,19 % con una tendencia descendente, mientras que el embalse El Hato, ubicado en el municipio de Carmen de Carupa, presenta un nivel del 82,3 %.

El director general de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), Alfred Ignacio Ballesteros Alarcón, se unió al llamado de la Administración Distrital para hacer un uso responsable del agua.

El funcionario señaló que, si bien el comportamiento de estos sistemas de regulación aún permite satisfacer la demanda de abastecimiento y riego, es imperativo no bajar la guardia en las acciones de ahorro y manejo racional del agua.

 “Cada gota cuenta, por eso nos sumamos al llamado de las autoridades distritales y departamentales de hacer un uso responsable del recurso hídrico, teniendo en cuenta que el fenómeno de El Niño no ha desaparecido y aunque la primera temporada de lluvias comienza a manifestarse, es importante que los sistemas de almacenamiento se recuperen de manera gradual y controlada”, afirmó el director.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias