Transformación digital: competir con tecnología o implementar tecnología

El retorno de la inversión y la automatización eficiente, son los pilares que todas las empresas buscan al invertir en tecnología.

Foto ilustrativa de un profesional en tecnología que domina las competencias blandas.
Comunicarse y ser sociable se convierte en un factor de decisión profesional para los graduados en ciencias de tecnología. Foto: Freepik.
Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

En la actualidad, la tecnología se ha convertido en un pilar esencial para el desarrollo y la competitividad empresarial. Double V Partners, firma dedicada al diseño y desarrollo de nuevas unidades de negocio digitales, comparte cómo la tecnología ayuda a mejorar la oferta de valor de los negocios.

El retorno de la inversión (ROI), la automatización eficiente y una experiencia de usuario excepcional son los principales pilares que todas las empresas buscan al invertir en tecnología.

Sin embargo, según el Chaos Report 2017, la mayoría de las inversiones en tecnología (82 %), no alcanzan sus objetivos. Es aquí donde entra en juego la distinción entre competir con tecnología versus implementarla.

Daniel Villa, CEO de Double V Partners comenta que: “competir con tecnología implica aprovecharla para redefinir la propuesta de valor de nuestro negocio, seleccionando las herramientas adecuadas entre las diversas opciones disponibles”.

Destacado: El reto tecnológico que trae la reforma pensional en Colombia

En este sentido, es importante evaluar cuidadosamente los pros y contras de cada opción, comprender los unit economics a corto y largo plazo, analizar cada detalle del producto y que los ejecutivos se basen en datos e información para tomar decisiones acertadas.

Daniel Villa, CEO de Double V Partners.

Capacidades que ofrece la tecnología a las empresas

De acuerdo a Double V Partners, la tecnología es un habilitador, un medio para alcanzar objetivos estratégicos que ofrece un abanico de posibilidades y para ello, es fundamental tener en cuenta tres principales capacidades que ofrece:

  1. Mejorar la experiencia del cliente: la tecnología puede facilitar la adquisición de productos o servicios, haciéndolos más accesibles y agradables para el usuario. Un ejemplo claro de esto es el uso de chatbots para brindar soporte al cliente las 24 horas del día, los 7 días de la semana, o la implementación de aplicaciones móviles que permiten a los clientes realizar compras o gestionar sus cuentas de manera rápida y sencilla.
  2. Automatizar procesos internos: la automatización reduce errores, optimiza tiempos y libera recursos humanos para tareas de mayor valor agregado. Por ejemplo, la automatización de tareas repetitivas, como la generación de informes, el envío de correos electrónicos o la entrada de datos, permite a los empleados enfocarse en actividades más estratégicas.
  3. Modificar modelos de negocio: la tecnología permite crear nuevos productos, servicios o canales de distribución, o reimaginar los existentes. Un ejemplo de esto es el uso de plataformas de comercio electrónico para vender productos en línea, o la implementación de modelos de negocio basados en la economía colaborativa, como Uber o Airbnb.

Implementar la tecnología sin una estrategia clara puede llevar al desperdicio de recursos y a resultados insatisfactorios. Algunos signos de estar implementando tecnología en lugar de competir con ella incluyen:

  • El área de tecnología no está alineada con las expectativas del usuario ni con la propuesta de valor de la empresa.
  • El presupuesto de tecnología es inconsistente y no está alineado con los objetivos estratégicos.
  • No existe una relación clara entre las inversiones en tecnología y los objetivos medibles de la organización.
  • Los planes tecnológicos se basan en imitar a la competencia, desconociendo el entorno interno y la manera de diferenciarse.
  • El área de tecnología se percibe como un área de servicio más que como un área que gestiona indicadores duros del negocio.
  • No se dedica tiempo ni recursos a comprender las necesidades del usuario, prototipar funcionalidades y medir su impacto en el negocio.
  • No se evalúan diferentes opciones tecnológicas ni se comparan sus costos y beneficios.
Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias