S&P proyecta caída de endeudamiento comercial en América Latina

144

La agencia calificadora de riesgo S&P Global Ratings proyecta que el nivel de endeudamiento comercial bruto de los 29 soberanos que califica en América Latina y el Caribe será equivalente a US$355,000 millones en 2018, lo que representa una caída de 13% frente a 2017.

Espera que Brasil, México, Chile y Perú sean los que más contribuyan a la reducción de la emisión bruta. Además, que tal endeudamiento representará 6.6% del producto interno bruto (PIB) regional, una baja desde un estimado de 7.8% del año pasado.

La mayor reducción proyectada en endeudamiento comercial bruto este año corresponderá a Brasil, gracias a un menor déficit fiscal a medida que la economía se recupera gradualmente.

La mayor parte del endeudamiento bruto de estos gobiernos se realizará en el mercado local y en moneda local.

De acuerdo con el informe de la agencia, alrededor de 37% (o US$131,000 millones) del endeudamiento comercial bruto de largo plazo de los soberanos se utilizará para refinanciar la deuda comercial de largo plazo por vencer, lo que se traducirá en un endeudamiento comercial neto de largo plazo estimado de US$224,000 millones.

Por lo tanto, S&P proyecta que el saldo de la deuda comercial de los soberanos calificados en América Latina y el Caribe alcanzará un equivalente a US$2.2 billones al cierre de 2018, un incremento de 7% con respecto al año anterior.

Sin embargo, como porcentaje del PIB, el saldo de deuda llegará a 41.6% en 2018, desde 40% el año anterior, de acuerdo con nuestras proyecciones. El aumento proyectado en el índice de deuda a PIB está sujeto a la incertidumbre sobre los cambios potenciales en el tipo de cambio en muchos países.

Detalló que espera que la deuda comercial de corto plazo en circulación aumente a US$63,000 millones en 2018 (o alrededor de 1.2% del PIB) desde US$59,000 millones el año anterior.

La calificadora proyecta que, durante 2018, el porcentaje de deuda comercial soberana emitida que tendrá calificación de ‘BBB-‘ o más alta (grado de inversión) estará en torno a 30% del total de la deuda comercial, similar al nivel del año anterior.

Parte de la disminución de la emisión bruta se debe a la probabilidad de un menor volumen de emisiones en México, lo que refleja el prefinanciamiento sustancial realizado en 2017 para las necesidades de financiamiento de este año.

Sin embargo, considera que también es probable que Chile y Perú reduzcan su emisión bruta este año. Al mismo tiempo, estima que los soberanos con calificación en la categoría de ‘BB’ emitirán 55% de la deuda comercial en 2018, similar al nivel del año anterior.

Probablemente, dijo, Brasil represente 52% del total de emisiones comerciales en este año, seguido por Argentina (20%) y México (12%). Venezuela también emitirá un monto sustancial de deuda comercial en su mercado local este año.

Sin embargo, excluye la emisión de deuda y el saldo de deuda de Venezuela de nuestras proyecciones debido a las distorsiones que generan la hiperinflación y los múltiples tipos de cambio en ese país. La calificación de Venezuela en ‘SD’, refleja su incumplimiento en deuda en moneda extranjera en la parte final del año pasado.

Probablemente, de acuerdo con sus cálculos, Brasil termine el año con poco más de 51% del total de la deuda comercial existente emitida por los soberanos en la región, seguido por México con alrededor de 16%.

Finalmente, estima que Argentina será el siguiente con la mayor deuda existente (13% de la deuda total en la región), seguido por Colombia (5.5%) y calcula que solamente calificará el 30% de la deuda comercial en grado de inversión al cierre de 2018, similar al año anterior.