Resultado de elecciones fue positivo para Deutsche Bank, pero mantiene cautela

221

Es probable que el candidato o coalición que capture la mayor proporción del electorado en el centro, un estimado de 8 millones de votos que hay todavía disponible, gane la presidencia, señaló un reporte del Deutsche Bank, conocido en exclusiva por Valora Analitik.

Sin embargo, la carrera presidencial puede requerir dos vueltas —27 de mayo y 17 de junio — dada la cantidad de candidatos y dispersión de las preferencias de voto.

El informe también arrojó que la probabilidad de una victoria de la “izquierda radical” ha disminuido. “Esto reduce los riesgos de desviaciones bruscas en la formulación de políticas macroeconómicas y bloqueo legislativo. Son noticias positivas para los mercados”, precisó.

Los diferenciales de crédito de Colombia se redujeron en 5 puntos básicos y la tasa de cambio avanzó 1 % después de los resultados de las elecciones.

Por otro lado, la entidad afirmó que un congreso más dividido forjaría coaliciones y haría la aprobación de reformas fiscales y estructurales más difícil.

Suponiendo que no haya deserciones, la derecha solo podría alcanzar una mayoría escasa en ambas cámaras del Congreso. Un gran grupo de partidos independientes y centristas y un bloque revitalizado desde la izquierda, incluidos 10 legisladores de las Farc, serían agentes de poder clave en la formulación de políticas.

Mantenemos una visión cautelosa sobre las elecciones y su potencial impacto en el mercado. La incertidumbre continuaría pesando sobre el crecimiento. Aumentar la demanda del gasto social, como se sugiere en las encuestas recientes, condicionaría el ritmo de consolidación fiscal, ralentizaría la estabilización de la deuda pública y limitaría la capacidad de recuperar el potencial de expandir el PIB.

Estas preocupaciones mantendrían la presión sobre las calificaciones soberanas, como lo demuestra la rebaja a BBB-/Estable de S&P en diciembre, seguida por la Perspectiva Negativa de las calificaciones BBB asignadas por Moody’s en febrero.

Panorama de candidatos

La coalición integrada por Iván Duque (Centro Democrático) y Martha L. Ramírez (disidente del Partido Conservador) se consolidó como la favorita para la primera ronda de elecciones presidenciales y se está acercando al umbral necesario para asegurar un lugar en la segunda vuelta.

Los tres candidatos que compitieron en la consulta interpartidista de la derecha obtuvieron 6,1 millones de votos, muy por encima de la participación reportada por el ganador de la primera ronda en 2014 (3,8 millones de Oscar Iván Zuluaga), pero aún por debajo de los votos alcanzado por los vencedores en 2010 (6,8 millones de Juan Manuel Santos) y 2006 (7,4 millones de Álvaro Uribe).

“La fuerza electoral de la derecha permanece prácticamente intacta 15 meses después de que el “no” superara el “sí” con 6,4 millones de votos en el plebiscito por la paz en octubre de 2016.

Del otro lado del espectro político, Gustavo Petro y Carlos Caicedo atrajeron 3,4 millones de votos, un récord para la izquierda en las elecciones nacionales. Esta fuerte participación hace que Petro sea el segundo contendiente más fuerte para la primera ronda.

Sin embargo, el mejor desempeño general de la derecha contra la izquierda sugiere que los temores de un giro radical en la política y una postura permisiva contra el ex grupo guerrillero Farc podrían hacerlo vulnerable en una posible segunda vuelta.

German Vargas, exvicepresidente y jefe del partido Cambio Radical, surgió como el mayor ganador de las elecciones legislativas. Sus posibilidades de pasar a la segunda ronda podrían aumentar si es capaz de liderar una coalición de partidos centristas y capturar el voto anti-Álvaro Uribe.

Cambio Radical obtuvo 2,5 millones de votos en el Congreso, suficientes para convertirse en la segunda fuerza más grande en el Senado con 16 escaños y la tercera fuerza en la Cámara de Representantes con 30 escaños. Los resultados legislativos sugieren que hay 5,8 millones de posibles “votantes indecisos” de los partidos Liberal, Conservador y de Unidad Nacional que podrían inclinar la balanza a favor de Vargas o Duque.

Por último, una alianza de centro izquierda entre Sergio Fajardo, Humberto De la Calle y Gustavo Petro también sería muy competitiva.

Pero ninguno de los tres líderes parece estar dispuesto a renunciar a su candidatura. Las probabilidades de que cualquiera de ellos califique para la segunda vuelta en junio podría disminuir si se ejecutan como bloques separados en la primera ronda de mayo.

Así quedaron conformados el Senado y la Cámara de Representantes: