Sigue la pelea de socios en Almacenes Éxito

775

Carlos Mario Giraldo, CEO Grupo Éxito y Antonio Bonfiglio, el demandante.

 

Alimentos Bonfiglio S.A.S., uno de los socios minoritarios de Almacenes Éxito, lleva dos años dando la pelea en contra de los mayoritarios por la decisión de la adquisición indirecta del 50% de las acciones con derecho a voto de Companhia Brasileira de Distribuição (dueño de las marcas Pão de Açúcar, Extra, Assaí, Casas Bahia y Pontofrio) y el 100% de las acciones suscritas de Libertad SA en Argentina.

Desde mediados de 2016, el pequeño accionista pidió conocer de primera mano el contenido de los documentos que soportaban la decisión de compra fuera de Colombia. Esa petición fue negada por Éxito argumentando que los documentos tenían carácter reservado por tratarse de un negocio que podría ser intervenido por terceras partes en detrimento propio. Además, porque había firmado un documento privado con J.P.Morgan en el que se obligaba a guardar secreto sobre la operación.

Sin embargo, esa pelea la perdió Éxito tanto en los juzgados de Cali, como en la Corte Suprema de Justicia en Bogotá que le ordenó entregar la documentación al socio minoritario en un plazo máximo de 48 horas.

Otro proceso

Hoy se conoció que Alimentos Bonfiglio siguió la pelea con Almacenes Éxito. Pero esta vez el escenario fue la Superintendencia de Sociedades. Allí también ganó el pequeño accionista que argumenta que la decisión de compra fuera de Colombia debió ser aprobada por la Junta Directiva de la empresa y no por la Asamblea de Accionistas.

La Superintendencia le dio la razón al demandante, pero Éxito presentó recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Bogotá, lo que augura que el proceso se alargará.

Valora Analitik consultó al Grupo Éxito sobre el proceso y en su respuesta explicó que “no es nada para preocuparse, un accionista (bastante) minoritario interpuso una demanda de ineficacia con respecto a la aprobación de la transacción de GPA y Libertad a través de la Asamblea”.

Y agregó que la “SuperSociedades respondió en primera instancia, diciendo básicamente que la asamblea no era cuerpo o ente adecuado para aprobar la transacción, sino que era la Junta. Para efectos prácticos, nuestra Junta directiva también aprobó la transacción”.

En la respuesta del Éxito sobre el caso se indica que: “Llevamos el tema a la Asamblea con la convicción de que por Ley esta era la forma de proceder, con el objetivo de dar un mayor nivel de información al mercado y participación a los minoritarios, teniendo en cuenta que había una parte relacionada involucrada, tal y como lo hicimos cuando se realizó la compra de Uruguay. De tal forma, la transacción fue presentada a la Asamblea donde también fue aprobada”.

En concepto de Grupo Éxito, la viabilidad de la transacción no está siendo discutida a través de esta demanda, esto es un tema de forma y no de fondo.

Así pues, agregó el grupo, si el fallo actual es mantenido en la instancia de apelación, no tendrá consecuencias prácticas frente a la adquisición, la compañía, sus operaciones, ni sus accionistas, toda vez que la adquisición, además de ser aprobada por la Asamblea de Accionistas, también fue ampliamente discutida y aprobada por la Junta Directiva de la compañía en su reunión del 19 de agosto de 2015, la cual tiene plena validez.

El fallo de hoy

Almacenes Éxito informó que la Delegatura de Procedimientos Comerciales de la Superintendencia de Sociedades de Colombia emitió un fallo declarando la ineficacia de la autorización de la Asamblea General de Accionistas con respecto a la adquisición indirecta del 50% de las acciones con derecho a voto de Companhia Brasileira de Distribuição (dueño de las marcas Pão de Açúcar, Extra, Assaí, Casas Bahia y Pontofrio) y el 100% de las acciones suscritas de Libertad SA.

Esas decisiones fueron adoptadas en la Asamblea Extraordinaria celebrada el 18 de agosto de 2015 según una demanda presentada por el accionista Alimentos Bonfiglio SAS contra Éxito.

La compañía colombiana dijo que “no está de acuerdo con la decisión de la delegatura, ya que después de un análisis cuidadoso y exhaustivo de su equipo legal tiene la convicción de que ha actuado de conformidad con las disposiciones legales y estatutarias vigentes y aplicables al asunto”.

Por esta razón, Éxito presentó la apelación contra la decisión de la Superintendencia en la audiencia en la que se emitió la sentencia.

La apelación fue otorgada sobre el efecto suspensivo, lo que significa que los efectos de la decisión de la Superintendencia se suspenden a la espera de la decisión de la Sala Civil del Tribunal Superior de Bogotá.

Adicionalmente, la compañía resaltó que “la decisión tomada por la Superintendencia no tiene o tendrá ninguna consecuencia con respecto a la adquisición, sus operaciones o sus accionistas, ya que la adquisición, además de haber sido aprobada por la Asamblea General de Accionistas, también fue ampliamente debatida y aprobada por el Consejo de Administración de la en su reunión del 19 de agosto de 2015”.

La SuperSociedades basó su decisión en el texto de este oficio que se puede consultar aquí.

La compra

En julio de 2015, el Grupo Éxito, propiedad de la francesa Casino, adquirió una participación del 50% en el holding que controla 99.9% de las acciones con derechos de voto de Grupo Pão de Açúcar, equivalente al 18.8% del capital total de GPA, participación que otorga el derecho a consolidar la operación y una participación del 100% en Libertad en Argentina.

Esa operación se cerró por US$1.826 millones para quedarse en ese momento con 2.143 tiendas del GPA que en 2014 había reportado ventas por US$27 mil millones.

Lea aquí los antecedentes de la pelea de socios.

Foto: Las2Orillas