Gobierno retrasa proyecto de ley de consultas previas para petróleo y minería

171

El proyecto de ley de consultas previas -que busca reglamentar la participación de las comunidades en el desarrollo de proyectos petroleros y mineros- no se presentará en la presente legislatura del Congreso.

Así lo definió el Gobierno Nacional, argumentando que dicha legislatura se cierra en dos meses (20 de junio) y no tendría tiempo suficiente para ser discutida y votada.

Al respecto, el ministro de Minas, Germán Arce, dijo que “se trata de una ley estatutaria y requiere periodo completo (en el Congreso), entonces la diferencia entre presentarlo en 20 de junio y el 16 de julio es si se hunde, la idea es dejarlo amarrado al nuevo Congreso y arrancar todo el año para cumplir con los tiempos”.

Y agregó: “No podemos dar una discusión de ese tamaño en dos o tres semanas”.

El proyecto ha tenido estudios y recomendaciones desde el año pasado, pero a pesar de la socialización de las entidades del Gobierno hay críticas de parte de las comunicaciones afrodescendientes e indígenas.

De otro lado, el próximo viernes se cierra el periodo para que las petroleras envíen sus propuestas al Ministerio con el fin de acogerse al beneficio del certificado tributario denominado Cert.

Arce reveló que ya se han presentado 31 propuestas de proyectos que tienen la intención de invertir más de lo contratado con la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) y recibir el beneficio tributario.

Esa cifra, dijo el funcionario, está por encima de la expectativa del Gobierno.

Detalló que en lo corrido del presente año han llegado inversiones por 1.000 millones de dólares para proyectos petroleros en las cuencas off shore que gozan de beneficios tributarios por ser zonas francas.

Sin embargo, reconoció que la producción de petróleo en esas zonas off shore (costa afuera) se puede demorar hasta 10 años en llegar al mercado.

Finalmente, Arce explicó que la ANH dejará listo antes de terminar el primer semestre del año lo que se denomina el mecanismo de asignación permanente que les permitirá a las petroleras mostrar interés por un proyecto en particular sin esperar a que el Gobierno celebre una nueva ronda petrolera.

Esas compañías piden autorización a la ANH para comprar un bloque en particular. La ANH abre una convocatoria para determinar si hay otras empresas interesadas.

De esta forma, las áreas de asignación de bloques quedan por fuera de los ciclos de precios que pueden afectar el interés de los inversionistas.