Se espera que BanRep recorte tasas más allá del 4%

152

El Banco de la República inició su Junta Directiva de abril y los analistas del banco de inversión japonés Nomura esperan un recorte de las tasas de interés de 25 puntos básicos hasta 4.25%.

“Durante mucho tiempo hemos sostenido la opinión de que las condiciones económicas (es decir, inflación convergente al objetivo en un entorno de brecha de producción aún negativa, aunque aceleración de la actividad económica) permitiría al banco central aventurarse más en territorio monetario expansivo en 2018”, dijo en un reporte conocido por Valora Analitik.

Resaltó que los datos recientes han estado en línea con esa visión y reforzó una visión benigna de la inflación para este año. Esperamos menos del 3.0% anual en el segundo trimestre y llegando al objetivo (3.0%) para fines del año.

En este sentido, también mantiene su proyección de tasas de interés en 4,0% para el cierre de 2018, “aunque vemos riesgos a la baja”.

A pesar de esperar tasas más bajas durante todo el año, el banco de inversión es escéptico de un recorte mayor de 50 puntos base hoy.

Las reducciones de tasas del emisor desde mediados de 2017 han sido en pasos de 25 puntos base y, en este punto del ciclo, “no vemos suficiente razón para una aceleración, y también resaltamos los desafíos de comunicación que podría conllevar”, advirtió la firma.

Desde la perspectiva de la estrategia, mantiene una “alta convicción” en sus posiciones de inversión en la curva IBR de Colombia.

Incluso, dijo, antes de la reunión de marzo en la que el banco mantuvo las tasas sin cambios en 4.50%, estimaba que las condiciones macro, por sí mismas, ya podrían haber justificado un recorte de tasas, pero el emisor optaría por la estabilidad para seguir una comunicación más fluida.

Los datos publicados desde esa reunión solo han reforzado esa opinión y, lo más importante, es que la inflación de marzo estuvo en línea con su escenario de inflación que converge hacia el 3.0%.

Agregó que el mayor beneficio para la inflación desde una perspectiva de efecto base ya pasó y ahora espera una brecha de producción negativa con el peso fuerte como factores que aún contribuirán a baja inflación este año.

En concepto de la entidad, a pesar de lo fuerte del peso frente al dólar recientemente junto a una dinámica favorable de los precios del petróleo, “existen riesgos asociados al aumento en los bonos del Tesoro de EE. UU a 10 años”.

“Debido a estas condiciones, seguimos esperando que el ritmo de corte sea de 25 pb este año, con una tasa final de 4.0%, aunque, dada nuestra opinión sobre la inflación y la actividad, cree que los riesgos están inclinados a un punto final más bajo”, explicó.

Finalmente, dijo que continúa viendo riesgos sesgados hacia niveles más bajos en la curva de deuda debido a:

1) tendencia a la baja de la inflación con posibilidades de continuar viendo sorpresas a la baja en los próximos meses,

2) fuertes entradas de inversión en el país por los altos precios del petróleo y el optimismo sobre la posibilidad de un mercado amigable al candidato Iván Duque para ganar las elecciones presidenciales, y

3) un banco central dispuesto a mantener la puerta abierta para nuevos recortes de tasas.