Inflación en EE. UU. creció menos de lo esperado en abril

138

Los precios al consumidor en los Estados Unidos repuntaron menos de lo esperado en abril debido a que los crecientes costos de la gasolina y el alquiler se vieron atenuados por una moderación en los precios de la atención médica, lo que apunta a un aumento constante de la inflación.

El Departamento de Trabajo dijo hoy que su índice de precios al consumidor subió un 0,2 por ciento después de caer un 0,1 por ciento en marzo, reportó Cnbc. En los 12 meses hasta abril, el IPC aumentó un 2,5 por ciento, la mayor alza desde febrero de 2017, después de haber subido un 2,4 por ciento en marzo.

Excluyendo los componentes volátiles de alimentos y energía, el IPC subió un 0,1 por ciento después de dos incrementos mensuales consecutivos del 0,2 por ciento.

El llamado IPC subyacente aumentó un 2,1 por ciento interanual en abril, igualando el aumento de marzo.

Los economistas habían pronosticado que el IPC rebotara un 0,3 por ciento en abril y el IPC subyacente subiera un 0,2 por ciento.

La Reserva Federal rastrea una medida de inflación diferente, que ahora está coqueteando con el objetivo del 2 por ciento del banco central de EE. UU.

El índice de precios de los gastos de consumo personal excluyendo comida y energía se aceleró a 1.9 por ciento anual en marzo debido a que las grandes caídas del año pasado en el precio de los planes de servicios de telefonía celular cayeron fuera del cálculo.

Los economistas esperan que el índice de precios del PCE básico, que había aumentado un 1,6 por ciento en febrero, incumpla su objetivo en mayo.

Los precios de la gasolina repuntaron un 3,0 por ciento en abril después de caer un 4,9 por ciento en marzo.

Es probable que haya más aumentos luego de que los precios del crudo subieron a máximos de tres años y medio el miércoles luego de la decisión del presidente Donald Trump el martes de sacar a Estados Unidos de un acuerdo nuclear internacional con Irán.