Proyectos 4G jalonarán resultados de Citibank, Falabella e Itaú en 2018: Fitch

215

Una recuperación, aunque lenta, del Margen de Intermediación (MIN), la disminución paulatina de los gastos en provisiones y un crecimiento mayor de la actividad crediticia en las carteras de consumo y comercial mejorarán los resultados de Citibank, Banco Falabella e Itaú en 2018 y 2019.

Así lo indicó Fitch Ratings, basado en la continuación de proyectos 4G, el cierre del déficit de cuenta corriente, la mayor confianza del consumidor y aumentos en el ingreso disponible de los hogares.

“Las rentabilidades de Citibank y Banco Falabella revertirán su tendencia en 2018 y, probablemente, tendrán en 2019 resultados similares a los de 2015. La recuperación de Itaú será más lenta por costos elevados de adaptación de estrategia”, afirmó.

En contraste, los resultados de ProCredit y Multibank son inciertos, dependerán de factores adicionales a la recuperación económica.

“La consolidación de sus modelos de negocio, la estabilización de fuentes de ingresos, crecimientos saludables en cartera y un control sobre los gastos operativos son fundamentales para que muestren utilidades positivas en el corto a mediano plazo”, puntualizó.  

La continuación de los resultados positivos de BSNC (Banco Santander de Negocios Colombia S.A.) es el escenario base de Fitch para 2018, condicionado a que sus planes estratégicos se desarrollen según lo previsto.

Los seis bancos analizados no tienen participaciones significativas en el mercado colombiano.

El más grande de ellos por activos es Itaú, con una participación de mercado (con respecto al total de bancos) de 5,08 % a diciembre de 2017, proveniente de la adquisición de la fusión entre Helm Bank y CorpBanca Colombia en 2014.

Aunque los otros cinco bancos no superaron 2 % de participación de mercado en 2017, dice la calificadora que son estratégicamente importantes para la expansión de sus matrices en la región.

La suma de activos de los seis bancos no sobrepasaba 8 % de los activos del sistema al cierre del año pasado.

Calificaciones de los Bancos Extranjeros

Por otro lado, Fitch mencionó que las calificaciones de Citibank, Multibank, ProCredit, Banco Falabella y BSNC se sustentan en el soporte que recibirían de sus respectivas casas matrices.

Las calificaciones de Itaú se fundamentan “en su fortaleza intrínseca, principalmente en su franquicia en desarrollo, rentabilidad aún limitada y una calidad de cartera buena, resistente a la coyuntura de mora del mercado”.

No obstante, los seis bancos se benefician de sinergias operativas y en manejo de riesgos, así como de las franquicias globales de sus casas matrices.

En opinión de Fitch, no hubo cambios relevantes el año pasado en la propensión y habilidad de las matrices de Citibank, Banco Falabella, Multibank, ProCredit, y BSNC para proveer soporte a sus filiales colombianas.

Lo anterior explica la afirmación de las calificaciones nacionales de largo y corto plazo de estos bancos.

Para Itaú, se revisó la perspectiva de la calificación de largo plazo a ‘estable’ desde negativa. Lo anterior se fundamentó en la capacidad del banco para estabilizar la tendencia de su rentabilidad y calidad de activos incluso en el contexto de recesión de la economía colombiana, así como en la implementación continua de las estrategias de su casa matriz.

Entorno operativo

Fitch espera que, para 2018, el cambio en política monetaria que comenzó el Banco de la República en 2014, “y que culminó en diciembre de 2016”, tenga un efecto positivo mayor sobre los márgenes de intermediación de los bancos con franquicias de captación robustas y que estén enfocados en créditos de vivienda o consumo, o microcrédito.

Los resultados de 2017 de los bancos colombianos estuvieron influenciados altamente por un dinamismo menor en la actividad crediticia, el incremento en mora y el efecto rezagado de la política monetaria.

Para 2018, espera un repunte en rentabilidad, condicionado a una estabilización de la mora y gastos menores de provisiones, así como al incremento en ingresos por intereses en carteras con tasas activas con sensibilidad menor a cambios en tasas de interés.

Finalmente, señaló que BSNC, Multibank y ProCredit destacaron por su crecimiento durante 2017 y Fitch espera que esto continúe en 2018.

Itaú y Citibank presentaron crecimientos por debajo del de la cartera consolidada del total de bancos del sistema (6,13 %), y Banco Falabella frenó su crecimiento de cartera en comparación con el promedio de años anteriores, a causa del crecimiento menor de la banca de consumo y el control en los incrementos de mora.

Fitch resalta que, para ProCredit y Multibank, el crecimiento se ha apalancado en capitalizaciones de sus casas matrices y no en resultados operativos, lo cual condiciona la sostenibilidad de las operaciones de estos bancos al apetito de riesgo de sus matrices.

Los crecimientos de BSNC son mayores que los de todos sus pares debido a la etapa de desarrollo en la que se encuentra.