Alerta | Moody´s recorta calificación de EPM y pone perspectiva en “revisión”

254

La firma Moody’s Investors Service rebajó hoy las calificaciones como emisor y de deuda senior no garantizada de Empresas Públicas de Medellín (EPM) a Baa3 desde Baa2 y la evaluación crediticia base (bca) a ‘ba1’ desde ‘baa3’.

Dijo además que las calificaciones se han puesto en revisión para una rebaja, en tanto la perspectiva cambió a “revisión” desde “negativa”.

Como emisor relacionado con el gobierno, según la agencia, las calificaciones de EPM reflejan su estructura de propiedad y sus vínculos con la ciudad de Medellín (Baa2 negativo), además de su calidad crediticia intrínseca, medida por bca.

“Si bien hemos degradado el bca de EPM, a ‘ba1’ desde ‘baa3’, nuestros puntos de vista con respecto al apoyo y dependencia del Municipio de Medellín no han cambiado y se mantienen en ‘Fuerte’ y ‘Muy Alto’, respectivamente”, cita el informe.

Como tal, la baja de la calificación de EPM a Baa3 desde Baa2 refleja la rebaja de la bca de EPM, impulsada por eventos relacionados con el proyecto HidroItuango, en lugar de un cambio en las opiniones de Moody´s con respecto al apoyo o la dependencia del municipio.

La acción de calificación refleja la expectativa de la calificadora en cuanto a que “las métricas crediticias de EPM seguirán siendo presionadas en el mediano plazo como resultado de los incidentes recientes en el proyecto hidroeléctrico Ituango de EPM (2.400 MW en capacidad instalada)”.

Y agregó que la rebaja sigue a los recientes eventos de fuerza mayor en Ituango y la comprensión inicial de las implicaciones financieras negativas que tales eventos tendrán en el perfil crediticio de EPM.

Como lo informó Valora Analitik, EPM anunció que la fecha inicial de operaciones comerciales (DQO) de Ituango, originalmente prevista para noviembre de 2018, probablemente se demore al menos un año.

La empresa sigue realizando acciones de emergencia para controlar el flujo de agua por diversos medios, incluida la elevación de la altura de la presa hasta la marca de 410 metros, que se ha logrado para permitir que el agua fluya a través del aliviadero, reduciendo los riesgos de agua superando la presa.

Estos eventos tienen varias implicaciones financieras, dijo Moody´s. “El más inmediato se relaciona con los costos de reubicación y apoyo de la población evacuada aguas abajo del proyecto; conducir un trabajo de vía rápida en la presa; además de evaluar el daño al equipo del proyecto y la infraestructura circundante”, fue su análisis sobre la situación.

Si bien EPM cuenta con un seguro de responsabilidad de terceros y con una cobertura de seguro para equipos de proyecto y daños a la infraestructura, la calificadora señaló qye en esta etapa no está claro hasta qué punto dicha protección del seguro mitigará los gastos incurridos por EPM.

“Las implicaciones a mediano plazo se relacionan con la evaluación de sobrecostos para completar el proyecto, la pérdida de ingresos en 2018 y 2019 relacionada con la incapacidad de Ituango para generar energía en esos años, los costos para honrar los acuerdos de compra de energía firme a partir de 2020 y las tarifas de ingresos de capacidad que EPM tiene con el regulador de electricidad de Colombia”, advirtió la agencia.

Las estimaciones de la firma indican que Ituango contribuiría con alrededor de US$325-375 millones a los ingresos de EPM en 2019, y los compromisos energéticos firmes firmados suman entre US$425-475 millones en 2020, primer año completo de operaciones con 1.200 MW de capacidad instalada.