Los problemas de la Regla Fiscal

130

Un crítico informe de Anif sobre la Regla Fiscal, que en los más recientes anuncios del Comité Consultivo de la Regla Fiscal (Ccrf) flexibilizó las metas, le está diciendo a la “nueva administración que (tranquila) tendrá mayor espacio para gastar y/o menos preocupaciones por el estancamiento del recaudo en el 14% del PIB”.

Anif, asevera que, no termina de entender ni cómo esa mayor holgura fiscal (otorgada por el Ccrf) habrá de beneficiar el “anclaje de la deuda pública” a futuro, ni mucho menos cómo es posible que esos mayores déficits ahora redunden en trayectorias de la deuda pública neta que resultan inferiores a las del Marco Fiscal de Mediano Plazo Mfmp-2017.

Una Regla Fiscal contracíclica con menor brecha de producto y mayores precios del petróleo debería, según el gremio, haber apretado la postura fiscal del período 2019-2022, pues los precios del petróleo estarían promediando US$65/barril-Brent en 2018 (+19% anual) y el PIB-real crecería en el rango 2.3%-2.5% en 2018 (vs. 1.8% en 2017).

“Pero no, ahora la convergencia del déficit hacia el -1% del PIB se aplazó de 2022 hacia 2027. Así, estos ejercicios del Comité y del Marco Fiscal se han convertido en un tiro al blanco, pero con el blanco fiscal movible”.

Las críticas de Anif se dirigen hacia las directrices del Comité que constituyen “un gran error” al estar convalidando mayor déficit fiscal y mayor deuda pública, sin haberse adoptado correctivos previamente como las reformas pensional, tributaria y laboral.

Anif ha venido mencionando en otros informes que la actual Regla Fiscal presenta serias inconsistencias y, por ello, el país debería migrar a una regla que se enfoque en lo que hemos denominado una “estrategia de deuda objetivo”.

Esta consiste en fijar criterios de estabilidad de la deuda pública bruta del Gobierno Central de tal manera que esta no supere el actual 45% en la relación deuda pública bruta/PIB.

Ello implica adoptar movimientos contracíclicos en el déficit primario, de manera análoga a la estrategia de inflación objetivo, “con miras a no desbordar el umbral del 60% del PIB en la deuda pública consolidada”, citó Anif.

Cabe recordar que actualmente la deuda pública consolidada se ubica cerca del 57% del PIB.

“Esto implica abandonar sus desenfocados criterios de brechas de producto y precios de petróleo, pero previamente adoptando las reformas estructurales antes mencionadas”, considera la agremiación bancaria.

Y concluye que “solo de esta manera evitaremos este cúmulo de discrecionalidades y nos moveríamos hacia lo que verdaderamente importa para lograr el anclaje fiscal: un objetivo de superávit primario del GC para asegurar que la relación deuda pública bruta/PIB no desborde determinado nivel, antes de que su trayectoria se vuelva dinámicamente insostenible, lo cual suele ocurrir a niveles del 60% en el consolidado público, y Colombia ya casi llega allí”.