Fuerte caída del déficit de la cuenta corriente de Colombia

223

De acuerdo con el Banco de la República, durante el primer trimestre de 2018, la cuenta corriente de la balanza de pagos de Colombia registró un déficit de US$2.831 millones (m), inferior en US$593 m al de un año atrás.

Como proporción del PIB trimestral, se estima que el déficit fue de 3,5%, menor en 1.1 puntos porcentuales (pp.) en comparación con igual periodo del año anterior.

La meta del Ministerio de Hacienda para todo el año para ese déficit es de 3,2%, aunque el Gobierno señaló en abril pasado que podría bajar a 2,9% porque la situación externa y las cifras fiscales van mejor de lo esperado.

El emisor detalló que esta disminución en el déficit (1.1 pp.) se originó en la reducción en dólares del déficit de la cuenta corriente (0.7 pp), así como por el crecimiento del PIB nominal en pesos (0.3 pp) y por el efecto de la apreciación del peso frente al dólar en la medición del PIB nominal en dólares (0.1 pp)

En lo corrido de 2018 a marzo, dijo el banco central, incluyendo un aumento de las reservas internacionales por US$137 m, la cuenta financiera registró entradas netas de capital por US$ 2,580 m, inferiores en US$542 m frente a lo reportado en igual periodo de 2017.

En términos del PIB trimestral, las entradas de capital representaron 3.2%, inferior al 4.3% observado un año atrás.

Por componentes de la balanza de pagos, el informe del emisor indica que el déficit corriente del país en el primer trimestre de 2018 (US$2,831 m) se explica por los balances deficitarios del rubro de renta de los factores (US$ 2,689 m), del comercio exterior de bienes (US$ 1,045 m) y de servicios (US$ 716 m).

Estos resultados fueron compensados parcialmente por los ingresos netos de transferencias corrientes (US$ 1,620 m).

En comparación con lo ocurrido en el primer trimestre de 2017, el balance deficitario de la cuenta corriente de 2018 disminuyó US$ 593 m, explicado principalmente por la disminución del déficit comercial de bienes (US$ 649 m) y, en menor medida, por el incremento de los ingresos netos por transferencias corrientes (US$ 201 m) y la reducción del déficit del comercio exterior de servicios (US$ 154 m).

Estos resultados, dijo, se compensaron parcialmente por los mayores egresos netos de los rubros renta de los factores (US$ 411 m).