Flujos de salida de mercados emergentes sumaron US$12.300. millones en mayo

250

Un reporte del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por su sigla en inglés), al que tuvo acceso Valora Analitik, estima que los mercados emergentes vieron salidas netas de carteras de no residentes de 12.300 millones de dólares en mayo, divididos en partes iguales entre los mercados de deuda y de acciones.

Esto reduce los flujos de cartera del año hasta la fecha a unos 46 mil millones de dólares, una fuerte desaceleración frente a los 134 mil millones de dólares durante el mismo período en 2017.

Regionalmente, las salidas en mayo se concentraron en los mercados de Asia (8 mil millones de dólares) y África / Medio Oriente (4,7 mil millones de dólares).

“Nuestro conjunto de datos de flujos diarios muestra que los flujos de salida persistieron durante todo el mes de mayo, ya que la alerta de flujo activada por las salidas a fines de abril todavía está vigente. Esto marca la segunda alerta más larga que tenemos registrada después del período de siete semanas de salidas después de las elecciones de los EE. UU., en noviembre de 2016”, indicó el instituto.

No destaca una única causa de las salidas de activos. Mencionó una combinación de factores: tensiones domésticas idiosincrásicas como las presiones de financiamiento en Argentina y Turquía o la huelga de camioneros en Brasil (que ha subrayado los desafíos del gobierno en la implementación de reformas); renovadas amenazas arancelarias de EE. UU. y acciones de represalia; y la incertidumbre política en Italia y España (lo que implica un mayor riesgo de presión alcista sobre el dólar.

Además, en un contexto de mayores rendimientos de los EE. UU. y un dólar más fuerte, un índice de difusión mensual de los flujos en los países de su muestra evidencia una ampliación reciente de las salidas, lo que sugiere que el entorno de riesgo está afectando a una mayor gama de países emergentes.

Sin embargo, considera que hay razones para mirar más allá de la reciente crisis, a pesar del panorama más desafiante. Las perspectivas para el crecimiento de los mercados emergentes, lideradas por una China resistente, siguen siendo fuertes.

Desempeño en abril  

A pesar de la mayor volatilidad en los flujos de la cartera de no residentes este año, su medida más amplia de los flujos de capital aún sugiere un sólido apetito de los inversores por los mercados emergentes hasta abril. Estima que los flujos netos de capital de los mercados emergentes llegaron a 32 mil millones de dólares en abril, muy por encima de las entradas promedio de 7 mil millones por mes en 2017.

Esto trae entradas de capital neto a alrededor de 110 mil millones durante los primeros cuatro meses de 2018 vs. los 37 mil millones de dólares durante igual lapso el año pasado.

“Esta divergencia entre los flujos de cartera y los flujos netos de capital sugiere que los flujos no de cartera han sido particularmente fuertes este año, compensando en gran medida el impacto negativo de la fuerte contracción en los flujos de deuda de la cartera”, precisó.

Aunque el dólar estadounidense más fuerte generó inquietudes sobre una posible ralentización de los flujos de capital netos, el dólar ha ganado solo un 1,5 % ponderado según el comercio en lo que va del año, un factor importante detrás de la resiliencia en los ingresos netos de capital a los mercados emergentes en los últimos meses.

“De cara al futuro, mucho dependerá de cómo evolucione el panorama del comercio mundial, ya que una escalada de las tensiones podría impulsar la demanda de activos denominados en dólares. Si bien el deterioro proyectado en el doble de los déficits estadounidenses debería limitar la fortaleza adicional del USD, nuestras estimaciones sugieren que una apreciación del 10 % en el dólar estadounidense ponderado por el comercio recortaría los ingresos netos anuales de capital a los mercados emergentes en unos 95 mil millones de dólares”, añadió.

Con 8.000 millones de dólares, los flujos netos a México alcanzaron su ritmo más alto desde enero de 2015, aunque los flujos a Brasil se redujeron. En marcado contraste, los flujos a Argentina e India se volvieron negativos por primera vez desde mayo de 2017 y febrero de 2016, respectivamente.

En tanto que Colombia registró salida de flujos sumaron 1.100 millones de dólares de inversión. La previsión para el país en todo 2018 es de 13.700 millones de dólares frente a los 11.600 millones de dólares de 2017.