Scotiabank Colpatria operará como una sola entidad en octubre; ya provisionó Electricaribe

8558

En diálogo con Valora Analitik en Medellín, Jaime Upegui, presidente de Scotiabank Colpatria, explicó el buen balance del año hasta ahora para la entidad, la cual se prepara para cambios digitales y la implementación de nuevas estrategias de cara al resto de 2019 como la unificación de una sola marca y red, entre otras iniciativas.

“El balance del primer semestre es muy positivo particularmente con el negocio corporativo, donde tenemos crecimiento de doble dígito, por encima del 14%, también la cartera hipotecaria con más del 11,5% y en consumo estamos creciendo en el orden del 6%, lo que ha sido muy bueno”, dijo.

Respecto a las carteras más estancadas particularmente han sido los créditos Pyme y constructor, “básicamente porque ha habido problemas en la calidad del crédito y la actualidad de estos sectores se resiente en los bancos”, comentó.

En cuanto al plan de inversiones de Scotiabank Colpatria, que incluye US$ 300 millones entre 2018 y 2023, Upegui expresó que se enfoca bastante en temas digitales y se ha venido ejecutando muy agresivamente, particularmente este año en dos prioridades como convertir el banco en una entidad 100% digital para 2020, con el desarrollo de cuentas de ahorro digitales, CDT´s y tarjetas de crédito, así como los demás servicios del banco. Por su parte, la segunda prioridad es la integración de la banca de consumo de Pymes de Citibank que se ha rebrandeado gradualmente, lo que incluye el cambio de marca.

“El 31 de octubre estaremos en capacidad de convertir a todos estos clientes del portafolio a los aplicativos de Colpatria y tener ahí sí una sola marca y red. Hoy en día operamos dos redes, pero desde esta fecha será una sola marca: Scotiabank Colpatria, unificando servicios para todos los clientes”, señaló Upegui.

Añadió que este es un cambio importante pues ahora se tendrá más acceso a oficinas de atención para los clientes de Colpatria y para los antiguos clientes de Scotia y de Citi estos empezarán a utilizar los servicios como lo hacen los de Colpatria, lo cual es muy positivo pues tendrán acceso a cuentas AFC, crédito hipotecario, leasing o tarjetas como American Express, los cuales no estaban en el portafolio de estas entidades.

Los esfuerzos digitales de la entidad se han enfocado en inversiones de capital en fintech como Zinobe y se ha integrado a la cadena de valor servicios ofrecidos por este tipo de empresas.

En cuanto al cambio de oficinas físicas y virtuales, Upegui manifestó que “si bien buscamos ser un banco digital, también vamos a respetar al cliente que no quiere asumir estos cambios, lo cual nos dará muchos retos. En otros mercados donde la entidad tiene presencia como Canadá o Chile hay altos márgenes de penetración digital con transacciones y las redes de oficinas siguen existiendo”.

Así mismo, expresó que se ha fortalecido la relación con Codensa con la que se sirve a 880.000 personas y ha sido una importante herramienta de inclusión financiera. Con esta compañía hay planes para constituir una compañía de financiamiento comercial que sirva hacia este propósito para llegar a más personas de la base de la pirámide. También ha sido importante la alianza con Claro para el lanzamiento de la tarjeta de crédito de marca compartida con bastantes beneficios.

Respecto a provisiones, Upegui dijo que solo tienen pendientes con Electricaribe, “con quien tenemos hoy en día un crédito de $100.000 millones que lo tenemos 100% provisionado. El golpe ya lo absorbimos”, enfatizó.

En cuanto a las perspectivas económicas del país en lo que queda del año, el presidente de Scotiabank Colpatria prevé que “Colombia tenga una dinámica muy relevante de crecimiento, pues quedamos muy satisfechos con los incentivos de la ley de financiamiento que impulsarán la inversión. Sobre la caída del proyecto de ley que eliminaba el cobro de algunos fees bancarios, creo que el sector financiero colombiano es muy competido y no veo la necesidad de que haya que regular donde el mercado se encarga de fijar los precios y la competencia. Sugeriría no implementar reglas que podrían llegar a limitar la inversión cuando se impone artificialmente, lo que conviene al país es un sector financiero sólido y preparado para coyunturas difíciles”. 

Compartir: