El sector postal se transforma de cara a los nuevos retos de la industria TIC

420
Isabel Cristina De Ávila Benítez, consultora experta en Innovación, Regulación y Nuevos Negocios.

 

El crecimiento constante que ha tenido el sector postal en los recientes años que llevaron a que, por ejemplo, en 2018, el número de giros aumentara 13,03% con respecto a 2017, pasando de 104,5 millones de operaciones a 118 millones de transacciones, ha llevado a que se reevalúe, regule y adapte al nuevo marco legal para la industria TIC, así como otros aspectos fundamentales de seguridad.

Sobre ello, Isabel Cristina De Ávila Benítez, consultora experta en Innovación, Regulación y Nuevos Negocios, comentó que la aprobación del Plan Nacional de Desarrollo (PND) y la sanción de la ley 1978 de 2019, por la cual se moderniza el sector de las tecnologías de la información y las comunicaciones – TIC, “distribuye competencias, crea un regulador único y dicta otras disposiciones que traen para todos los sectores que integran la industria de tecnologías, nuevos retos desde la formulación, desarrollo e implementación de estrategias, así como el perfeccionamiento de otros tipos de negocios”.

La experta agregó que “el sector postal, por supuesto, no es una excepción. El PND 2018 – 2022 ha buscado fortalecer y promover una concurrencia de inversiones públicas y privadas, para un mayor beneficio en la economía del país y por ende para sus ciudadanos, así textualmente lo anuncia el documento oficial de creación de espacios de coordinación que permiten sumar esfuerzos, remar para el mismo lado y generar de esta manera el verdadero cambio social, dinamizar el crecimiento económico y alcanzar el mayor desarrollo del país y de sus regiones”.

Así mismo, se hace una especial referencia a la innovación del sector postal, dirigida al desarrollo de modelos de incentivos y otros negocios, en la búsqueda de la inclusión digital y el empoderamiento ciudadano.

“Un ejemplo plausible de la imperiosa necesidad de la constante evolución en un sector que hoy beneficia a más de 5,69 millones de colombianos, en su mayoría de estratos 1,2 y 3, es el artículo 311 del PND, que faculta a los operadores postales, dentro del marco de su obligación de pagar una contraprestación periódica al ministerio TIC, para ser inscritos en el registro de operadores o renovar su correspondiente inscripción, la ejecución de obligaciones de hacer.  A partir de la sanción de esta ley, cualquier operador postal podrá pagar su contraprestación con obligaciones de este tipo”, explicó De Ávila.

De esta manera, los operadores postales deberán participar con el Estado en la masificación del acceso universal a internet en todo el territorio nacional. Ahora, el reto está en la construcción de la reglamentación que permita el cumplimiento de los objetivos públicos que persigue la legislación y, para los operadores postales, la realización de inversiones y de otros productos que maximicen las utilidades de la población de bajos recursos económicos y vulnerable, quienes son los sujetos directos de esta industria.

Según Édgar Páez, presidente de SuperGIROS, “los giros de pago, depósito y los giros de transferencia, van a permitir una mayor oferta del servicio, con mayores grados de seguridad y eficiencia en la asistencia del mismo, a la vez que, como sector, contribuimos con la tarea de apropiación de las tecnologías para que los usuarios puedan hacer un mayor y mejor uso de ellas. Fortalecemos el ingreso local, promovemos las relaciones comerciales y en consecuencia impactamos positivamente la calidad de vida de los ciudadanos”.

Así, el PND deja como premisa que la convergencia dé lugar a nuevos modelos de negocio en el sector postal, necesarios para su transformación.

“El sector postal, siendo participe de todos estos cambios legislativos, se ha venido preparando para la introducción e incorporación de las otras modalidades de explotación y uso de los servicios postales de giros nacionales que implique la modernización del negocio, nuevas y mayores inversiones económicas en las regiones, la creación de mayores fuentes de trabajo y por consiguiente la competitividad y productividad de los departamentos y municipios del país”, afirmó De Ávila.

Por su parte, Frank Giovanni Medina, gerente de SuperGIROS, expresó que en un país como Colombia donde todavía existen en promedio 6,7 millones de adultos no bancarizados y que, en lo que valor de giros realizados, se refiere, tiene una cifra de $17,9 billones a cierre de 2018, es importante fortalecerse mirando la conectividad, la transformación digital, la inclusión y la seguridad del servicio como uno de los pilares fundamentales para el futuro del sector.

En este sentido, la experta concluyó que, con iniciativas como el regulador y fondo único, la subasta de espectro en la banda 700 MHz, el estímulo a la inversión privada con la concesión de obligaciones de hacer, la promoción del emprendimiento, alianzas público – privadas y otras nuevas medidas, “vamos a lograr, gobierno y empresarios, crear para los colombianos enormes posibilidades de desarrollo”.

Compartir: