Moody´s: Reducción de tasas en Perú es positiva para los bancos

67

El pasado ocho de agosto, el Banco Central del Perú (BCRP) redujo su tasa de interés clave en 25 puntos básicos a 2,5 % desde 2,75 %.

El primer recorte de tasas de Perú en 16 meses se produce en medio de indicios de una demanda interna menor a la esperada, una presión inflacionaria más baja e incertidumbres locales y globales.

A pesar de un efecto negativo en los márgenes de interés neto y la rentabilidad de los bancos peruanos, la reducción de la tasa es crediticia positiva porque ayudará a aumentar la demanda de préstamos, compensando una expansión económica menor a la esperada para este año, dijo la agencia internacional Moody´s en un reporte hoy.

El 7 de agosto, la firma revisó la proyección de crecimiento del PIB real de Perú en 2019 a 3,2 % desde 3,7 % debido al débil crecimiento de la inversión en el primer trimestre y la débil actividad en los sectores primarios.

La desaceleración económica refleja en parte la intención del presidente de Perú, Martin Vizcarra, de tener elecciones generales en 2020, un año antes de lo previsto anunciadas el 28 de julio.

El plan pesa sobre el sentimiento económico que podría afectar negativamente el desempeño empresarial corporativo de los bancos.

Sin embargo, Perú continuará superando a sus pares regionales.

Espera la agencia que el crecimiento de los préstamos continúe expandiéndose en alrededor del 6% -7% este año, que es más lento que su expectativa original del 10% en junio.

Después del crecimiento plano de los préstamos en el primer semestre de 2019

(en gran parte debido a la desaceleración de la demanda de préstamos corporativos, pero en parte compensado por el aumento del consumo

préstamos), Moody´s espera que las carteras de préstamos de los bancos repunten en la segunda mitad, con tasas más bajas que impulsen la demanda de préstamos personales, tarjetas de crédito, préstamos para automóviles e hipotecas.

También estima que el alto empleo de Perú, la mejora de los salarios de los hogares y una creciente clase media continúen impulsando el consumo y fomentando el crecimiento de los préstamos al consumo.

Los préstamos corporativos y de pequeñas y medianas empresas (PYME) en conjunto representaban alrededor del 60% del total de los préstamos del sistema bancario a junio de 2019, y su desempeño está más correlacionado con el desempeño macroeconómico del país que el negocio de préstamos al consumidor.

Compartir: