Celsia reevaluará algunas inversiones en 2020 y explica su salida de puja por Electricaribe

Ricardo Sierra, líder de Celsia

Celsia celebró hoy su Asamblea General de Accionistas y, posterior a ello, abordó algunos asuntos relacionados con la actualidad de la compañía y lo que puede venir, a raíz de la coyuntura generada por el coronavirus en Colombia y el mundo.

Ricardo Sierra, líder de Celsia, expresó que la empresa ya está haciendo una revisión completa, al igual que todas las compañías, de los proyectos que se tenían previstos, los retrasos y las afectaciones que podrían llegar debido a lo que está ocurriendo en el mundo. Las inversiones totales para este año, en conjunto con los proyectos en alianza, están estimadas de $1,4 billones, por el momento.

“Estamos evaluando y todo eso nos hará repensar inversiones, pero lo que no se detendrá son las mejoras para la calidad del servicio de energía en Tolima y Valle o dejar de cumplir los compromisos eólicos y térmicos que tenemos en marcha”, dijo Sierra, quien también comentó que la pequeña central hidroeléctrica de San Andrés de Cuerquia en Antioquia se espera terminar en abril, una obra que generará cerca de 19,9 megavatios, la energía suficiente para cerca de 25.000 hogares colombianos por año.

A su vez, explicó que habrá que afrontar una coyuntura desfavorable para Celsia como lo es un dólar por encima de $4.000, pero, a su vez, resaltó que las inyecciones de liquidez que han imprimido todos los estados del mundo a sus economías es algo beneficioso y se mirará qué compensación podría presentarse. “Hay varios proyectos con compromisos con el Gobierno, pero por esta coyuntura se han dado problemas en las cadenas de suministro. Sin embargo, en términos generales hay muy buena posición de caja y contamos con un acceso a crédito competitivo”, dijo Sierra.   

En otros rubros, como el alza de precios de energía en bolsa, el líder de Celsia dijo que Colombia venía con dos años con los precios de bolsa muy bajos, pero la no entrada del proyecto Ituango presionó la entrada de energía en el corto plazo llevando precios al alza, por lo que ve que “haya volatilidad de precios en bolsa. En nuestro caso, la venta de energía de Celsia se debe hacer con anticipación, la de los próximos cinco años está vendida entre un 60 y 80%, por lo que la exposición a bolsa es relativamente baja y para los clientes residenciales de Valle está prácticamente comprada este año y en Tolima se busca lo mismo para tener precios fijos en los próximos años”.

En movilidad eléctrica, ya hay 21 estaciones de recarga distribuidas en Colombia y Panamá y seguirán en ese plan, mirando corredores rápidos y semirápidos para habilitarlos. También se trabaja en nuevos modelos de cargadores con Haceb, marca líder de electrodomésticos en Colombia, y los buses eléctricos con el sistema Mio en Cali, han presentado excelentes y eficientes rendimientos. Para los 120 buses que traerán al sistema TransMilenio en Bogotá, se está observando cómo se pueden solucionar los problemas en la cadena de suministro a raíz del coronavirus.

Con la firma británica Cubico, se trabaja en la fase inicial de instalación de 350 MW de granjas solares, las cuales tienen un potencial muy importante que se espera desarrollar en los próximos años.

En cuanto al rendimiento de la acción de la compañía, Sierra expresó que está entre las cinco que menos se han afectado en el mercado colombiano, pues hasta ayer caía un 11% mientras el mercado en general caía un 44%, por lo que “pudimos entregar un muy buen dividendo”.

Por último, en cuanto a su salida por la puja de Electricaribe, reconoció que los recursos que se debían invertir eran enormes y la matriz de riesgo no era favorable para la compañía, por lo que se decidieron retirar. “No lograríamos los retornos esperados para eso y fue una decisión difícil”, concluyó Sierra.

Compartir: