S&P recortó perspectiva de tres entidades financieras de Colombia

S&P Global Ratings revisó la perspectiva a negativa desde estable del Banco Davivienda, la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN) y la Financiera de Desarrollo Territorial (Findeter) -estas dos últimas con vínculo estatal- debido a que están limitadas por la calificación soberana.

Las acciones de calificación sobre estas instituciones financieras colombianas son posteriores a una acción similar sobre el soberano, en la que la firma revisó la perspectiva de Colombia a negativa por mayores riesgos en liquidez externa, deuda y crecimiento.

Esta acción, según la firma calificadora, refleja la reciente caída de los precios del petróleo, agravada con el impacto negativo global del Covid-19, que ha debilitado el perfil externo de Colombia derivado de menores ingresos por exportaciones y un déficit de cuenta corriente más amplio, que elevan las preocupaciones sobre las expectativas de crecimiento económico.

“En nuestra opinión, existe el riesgo de que los shocks negativos externos pudieran socavar las perspectivas de crecimiento del producto interno bruto (PIB), contribuyendo a un deterioro de las finanzas públicas, o representar riesgos adicionales a la liquidez externa de Colombia”, argumentó S&P.

Las calificaciones soberanas —agregó— también siguen reflejando su historial de una administración macroeconómica cautelosa y de flexibilidad monetaria, lo que debería mitigar parcialmente los shocks externos.

“La revisión de la perspectiva de los bancos propiedad del gobierno que mencionamos anteriormente tras una acción similar sobre el soberano, refleja su rol actual y su vínculo muy importante con el gobierno”, expuso S&P.

Del mismo modo —apuntó la firma— las calificaciones del soberano limitan la calidad crediticia de Banco Davivienda debido a su gran exposición al riesgo país y a la naturaleza de alta sensibilidad de sus negocios al estrés soberano.

La firma calificadora aclaró que las acciones de calificación sobre las instituciones financieras no se deben al deterioro del sistema bancario o al perfil crediticio individual (Sacp, por sus siglas en inglés para stand-alone credit profile) de las entidades.

Por otra parte, “nuestra evaluación del riesgo económico del Análisis de Riesgos de la Industria Bancaria por País (Bicra, por sus siglas en inglés) de Colombia, actualmente en ‘7’, ya captura un potencial deterioro del riesgo crediticio como resultado del desafiante entorno económico”, mencionó S&P.

Por lo tanto, “mantenemos el Bicra de Colombia en el grupo ‘6’ con clasificaciones de riesgo económico y de la industria, sin cambios, en ‘7’ y ‘5’, respectivamente”, anotó la firma.

El ancla para los bancos que operan en Colombia —concluyó— se mantiene en ‘bb+’. La tendencia tanto para el riesgo económico como para el de la industria se mantiene sin cambios en estable y positiva, respectivamente.

 

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias