BlackRock actualiza visión global: no ve recesión como en 2008, pero sí fuerte impacto por coronavirus

El BlackRock Investment Institute (parte del fondo estadounidense BlackRock) lanzó una actualización de su primera visión de mercados y economías globales por el impacto del coronavirus (Covid-19).

En el informe –compartido por BlackRock con Valora Analitik– se asegura que “la escala de los movimientos del mercado financiero en respuesta al brote de coronavirus ha sido una reminiscencia de la crisis financiera mundial. Sin embargo, no creemos que sea como la ocurrida en el 2008”.

El informe es enfático al reiterar que el “impacto del shock del virus probablemente será grande y agudo, pero creemos que los inversores deben ser ecuánimes, tener una perspectiva a largo plazo y permanecer invertidos”.

Ese mensaje concreto ya había sido enviado por BlackRock en su primera visión de esta coyuntura publicada en EE. UU. a comienzos de esta semana.

La economía está en una base más sólida y, en su concepto, lo que es más importante, el sistema financiero es mucho más robusto de lo que fue en la crisis de 2008.

“No vemos esto como un evento de finalización de la expansión, siempre que una respuesta política preventiva y coordinada sea ejecutada. Y vemos signos alentadores de que esta respuesta política está comenzando a consolidarse”, citó el documento que prevé darles una mejor perspectiva a los inversionistas.

La firma considera que tendrá que darse un esfuerzo conjunto y decisivo entre la política fiscal y monetaria, mientras que la vulnerabilidad clave que debe abordarse es: el desafío de efectivo que enfrentan las empresas, especialmente las pequeñas y medianas empresas y los hogares.

El instituto de BlackRock cambió su postura moderadamente pro-riesgo a neutral hace dos semanas cuando el brote de coronavirus comenzó a extenderse por todo el globo.

Las autoridades tienen fuertes incentivos para tomar medidas agresivas de salud pública para evitar la propagación del virus debido a limitaciones de capacidad en el sector de la atención médica.

Esto, dijo, probablemente dará como resultado una desaceleración económica aguda y profunda en el corto plazo.

Los movimientos del mercado se han visto agravados por la caída de los precios del petróleo en más del 20 %, en la senda de la mayor caída diaria desde principios de la década de 1990, tras no lograrse un pacto en la Opep para estabilizar los precios del crudo.

En última instancia, opinó BlackRock, esto debería beneficiar el crecimiento global, pero también genera el riesgo de desórdenes financieros y económicos temporales en sectores ​​como la energía, así como en los exportadores de productos básicos de mercados emergentes y en el segmento high yield de EE. UU.

“La profundidad máxima y la duración del impacto económico del coronavirus son muy inciertas, pero aún creemos que el shock debería ser temporal ya que el brote eventualmente se disipará y la actividad económica se normalizará, suponiendo que se entregue la respuesta política necesaria”, esta es una de las principales conclusiones del documento.

Y añade: “Nos mantenemos en los pesos de referencia para las acciones, y sobreponderamos la calidad más defensiva y los factores de estilo de volatilidad mínima”.

De la misma manera, el fondo señala que favorece la resiliencia de los portafolios, incluido el efectivo y las estrategias de inversión sostenibles, y sigue prefiriendo los bonos del Tesoro de EE. UU. sobre los pares de menor rendimiento.

Finalmente, el informe reconoce que “las asignaciones del Tesoro están desempeñando su papel en momentos de gran incertidumbre, pero vemos el riesgo de que disminuya el amortiguamiento contra las ventas masivas en el mercado de acciones y de que se produzca una recuperación de los rendimientos a partir de niveles históricamente bajos”.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias