Conconcreto negociará deudas y multas ante Covid-19; acogerá más ayudas

Conconcreto negociará deudas y multas ante Covid-19; acogerá más ayudas
Conconcreto celebra contrato para construcción del tercer carril Bogotá - Girdardot.

Conconcreto analizó hoy sus resultados financieros correspondientes al primer trimestre de 2020, un periodo turbulento en general para el sector constructor en Colombia ante la emergencia que ha presentado el Covid-19 en el país, pero para el cual el presidente de la compañía, Juan Luis Aristizábal, reveló que se han preparado de la mejor manera y tomado las acciones necesarias para mitigar su impacto.

Aristizábal mencionó que “estamos optimistas frente al sector de la construcción y frente a la reactivación de la economía pues un mecanismo de la protección de la inversión son los ladrillos y el mundo inmobiliario”.

Para ello, Conconcreto ha implementado varias acciones con el propósito de proteger la seguridad y bienestar de sus colaboradores, además de varias acciones en materia financiera.

Entre ellas destacó que, a cierre de marzo, la compañía contaba con una posición de caja fuerte para proteger y mantener liquidez de la empresa.

Además, adelantará las siguientes acciones: negociación con el sector financiero sobre los periodos de pago de las obligaciones vigentes, negociación con la Superintendencia de Industria y Comercio sobre los pagos de la multa ratificada el año 2019 respecto al proceso de selección que llevó a la adjudicación del Tercer Carril Bogotá – Girardot, por un valor de $21.601 millones.

Por su parte, el Comité de Presidencia y Comité Directivo de Conconcreto voluntariamente redujo su jornada laboral en un 30% y 20% respectivamente para recibir menores sueldos.

Así mismo, buscará acogerse a los alivios y apoyos que se ofrecen a la empresa para superar la emergencia sanitaria por Covid-19, reveló el presidente de Conconcreto.

Con todo ello, se pretende también proteger el empleo y mantener vinculados a sus colaboradores durante el periodo de emergencia y para sobrellevar esta carga se dispone de las reservas y gestiones ya comentadas.

Sobre los principales proyectos en ejecución de la compañía, Aristizábal expresó que en Hidroituango no prevén mayores retrasos pues se mantuvieron los trabajos en un 80%. “Es un proyecto que no se suspendió durante las primeras semanas de cuarentena”, dijo el directivo.

Así mismo, se reactivaron las obras para la terminación del Túnel de la Línea, que adelanta en conjunto con Solarte bajo el Consorcio La Línea.

Los siguientes son los proyectos que ya reactivó Conconcreto para su plena operación, tras las medidas tomadas por el Gobierno Nacional:

En materia de desinversiones, Aristizábal explicó que durante el primer trimestre se llevó a cabo la resolución del negocio ICBF (Instituto Colombiano del Bienestar Familiar) por $10.800 millones, una transacción que hace parte de este programa que se ejecuta desde 2018 con el fin de autogenerar la liquidez requerida para la ejecución del plan de inversiones de la compañía, la atención de obligaciones financieras y la solidez financiera a largo plazo.

Con esta desinversión, desde el inicio del plan en 2018, a la fecha se han desinvertido $274.000 millones.

A pesar de estas acciones, el impacto del Covid-19 para Conconcreto se reflejó en menores ingresos, los cuales cayeron un 12%, al pasar de $192.772 millones entre enero y marzo de 2019 a $169.705 millones en el reciente trimestre.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias