Remesas cayeron 38,4 % a abril, ¿por qué importa?

Foto: Tomada de Pixabay

En abril las remesas hacia Colombia alcanzaron su nivel mensual más bajo desde enero de 2016, al llegar a US$353 millones. El resultado, en comparación con el mismo mes del año pasado, demuestra una caída del 38,4 %; es decir: hubo una reducción de US$219,6 millones, informó el Banco de la República.

Los datos acumulados a abril, según cálculos del tanque de pensamiento Fedesarrollo, dan cuenta de un total de U$2.081,6 millones, lo que representa una caída de 1,9 millones respecto a los primeros cuatro meses de 2019.

Experimentar caídas en este rubro es un reto importante para el país toda vez que, según datos del Banco de la República, las remesas ya representan cerca del 2 % del PIB en Colombia; el año pasado, de acuerdo con el emisor, sumaron US$6.733 millones.

Participación que viene en crecimiento desde 2012, momento en el que las remesas representaban el 1,11 % del PIB nacional, dato que solamente ha tenido una caída importante en 2014 (cuando arrancó la crisis petrolera) y llegó a representar el 1,09 % de la economía nacional.

Recomendado: Remesas a Colombia en 2020 disminuirán hasta 45 % por coronavirus

“Las remesas suelen venir de Estados Unidos y España, que al final son de las naciones más afectadas por el coronavirus. No sólo está pasando en Colombia, es un golpe para América Latina. Muchas familias dependen de ese dinero y mientras no exista una reactivación en los niveles de ingreso se generará un costo muy fuerte para los hogares”, explicó Raúl Ávila, profesor de economía en la Universidad Nacional.

Hay que recordar que el dinero que envían trabajadores en otros países a sus familias en Colombia es fundamental para mejorar su calidad de vida, y suman para que, acorde con cifras del Banco Mundial, sean en total US$529.000 millones los que entran a los países de ingreso bajo y medio por estas remesas al año.

En Colombia, esos dineros acumularon US$6.733,2 millones en 2019. Estados Unidos -con US$824,6 millones- y España -con US$271,2 millones- fueron las naciones desde donde más entraron remesas.

La mayor cantidad de ese dinero aterrizó en Valle del Cauca, con cerca de US$457,8 millones y Cundinamarca, que reportó US$303,1 millones; seguidas de Antioquia (US$292 millones) y Risaralda (US$121,4 millones)

Recomendado: Remesas a Colombia venían creciendo, pero se desplomaron desde finales de marzo

El análisis que entregan desde el Banco de Bogotá da cuenta de una perspectiva pesimista pues en el acumulado de los últimos 12 meses, esas remesas se alejaron del umbral de US$7.000 millones, tras sumar poco más de US$6.700 millones. “El comportamiento de abril podría continuar presentándose en los próximos meses, a raíz de la desaceleración de la actividad económica global y el deterioro en el mercado laboral mundial”.

De hecho Alicia Bárcena, secretaria general de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), dijo el pasado 21 de abril que parte de la explicación de una proyección del -5,3 % en el PIB regional, a cierre de 2020, si bien se sustenta en el mal momento del sector petrolero, también tiene fuerza por el descenso en el ingreso de remesas en las naciones latinas.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias