A pesar de alta deuda, Colombia se mantiene debajo de riesgo de insolvencia

Foto: Archivo

El Marco Fiscal de Mediano Plazo, en su informe consolidado, dio a conocer varios puntos que empiezan a preocupar entre los consejeros macroeconómicos del país. Uno de los más importantes tiene que ver con la urgencia de Colombia por controlar la deuda pública.

Dentro del informe queda establecido que el país, como consecuencia de tomar las medidas para enfrentar el impacto del Covid-19 -sumado al choque macroeconómico-, asumirá una deuda bruta del Gobierno Nacional Central del 65,6 % del Producto Interno Bruto (PIB) a cierre de 2020.

​​​​​​​

La preocupación del Gobierno está en que “de acuerdo con estimaciones de la Dirección General de Política Macroeconómica, una deuda como porcentaje del PIB potencial superior al 60 % puede conllevar a un escenario de insostenibilidad en las finanzas públicas”, se lee en el Marco.

Recomendado: Dividendos de Ecopetrol caerán en más de $6 billones en 2021

Lo anterior es importante porque el cálculo que hacen desde el Ministerio de Hacienda está para que, al finalizar 2020, la deuda bruta del Gobierno Nacional Central, se ubique cerca del 58,5 % del PIB potencial. Es decir: 3,5 puntos porcentuales por debajo del límite que llevaría al riesgo de insolvencia.

Tema sustancial si lo que quiere el país, según dijo el viceministro Técnico del Ministerio de Hacienda -Juan Pablo Zárate- es evitar escenarios de moratoria de deuda o préstamos directos del Banco de la República.

Así mismo, sobre la proyección de deuda neta se espera un incremento hasta el 63,8 % del PIB nacional en 2020. “En línea con un crecimiento de 0,3 puntos porcentuales en los activos financieros entre 2019 y 2020. Este aumento está relacionado con el incremento esperado en la disponibilidad de caja de la Tesorería, principalmente en la proporción denominada en moneda extranjera”, complementa el Marco Fiscal.

Con lo anterior, “la deuda experimentaría un crecimiento de 10,6 puntos porcentuales como resultado de las medidas tomadas recientemente, la caída en los ingresos fiscales y la depreciación del peso”.

Recomendado: Colombia aumenta monto de subastas de TES y financiamiento externo para 2020

De darse el pronóstico, Colombia presentaría un comportamiento muy parecido al resultado promedio que tendrían las economías emergentes que, por cuenta de un mayor gasto para atender la emergencia y flexibilidades tributarias temporales, se han visto en la obligación de buscar más deuda para solventar las necesidades en materia sanitaria y de los hogares más afectados.

Más sobre la deuda
Frente al Plan Financiero de 2020 presentado a comienzo de año, la meta de déficit fiscal del GNC se ampliaría 6,0 puntos porcentuales (pp), hasta 8,2% del PIB.

Esta meta, dice el Marco Fiscal, constituye el ancla de la política fiscal en 2020 y es consistente con una reapertura económica que se acelera a partir del segundo semestre del año.

La deuda neta, por su parte, presentaría un incremento de alrededor de 15pp del PIB, jalonado por el mayor déficit fiscal, el menor PIB nominal y un fuerte efecto de la depreciación, que incrementa el valor de la deuda externa en pesos.

No obstante, se estima que la deuda como porcentaje del PIB potencial se ubicará por debajo de 60% del PIB, “umbral a partir del cual aumenta la probabilidad de que se observen trayectorias de endeudamiento insostenibles en el futuro”.

En ese sentido, finaliza el Marco Fiscal, parte fundamental de la estrategia fiscal para atender la emergencia ha consistido en mantener la deuda pública en niveles inferiores al límite, minimizando el riesgo de insolvencia.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias