Florida y Texas revierten reapertura tras repunte de casos de coronavirus en EE.UU.

Foto: Pixabay

Las infecciones por coronavirus en los Estados Unidos han superado los 2,5 millones, con un número récord de casos reportados en los estados de Florida y Texas.

El aumento en los casos en los estados del sur se produce después de que se permitió la reapertura de las empresas en las últimas semanas. De hecho, el sábado, Florida reportó más de 9.500 casos nuevos, frente a los casi 9.000 del viernes, cuando se registró el récord anterior.

El aumento ha llevado a los funcionarios estatales a endurecer las restricciones a las empresas nuevamente, como también lo han hecho en Texas, según lo reportó la BBC.

De acuerdo con el medio de comunicación, el principal asesor del gobierno de Estados Unidos sobre el coronavirus, Anthony Fauci, explicó la semana pasada que el país tenía un “problema grave”. Más de 125.000 pacientes con coronavirus han muerto en todo el país, más que en cualquier otro lugar del mundo.      

También explicó Fauci que los aumentos actuales se debieron a que las regiones “se abrieron demasiado pronto” y a las personas no siguieron las precauciones debidas. “Las personas están infectando a otras personas, y luego, en última instancia, terminarán por infectar a alguien que sea más vulnerable”, ratificó.

Por su parte, el vicepresidente Mike Pence, que encabeza el grupo de trabajo sobre coronavirus, suspendió los eventos de campaña en Florida y Arizona esta semana. Un funcionario de campaña no identificado le contó a la agencia de noticias Reuters que Pence estaba actuando por “precaución”.

Recomendado: Casos de coronavirus en el mundo superan la barrera de los diez millones

Mientras tanto, hubo una nueva controversia sobre una concentración realizada por el presidente Donald Trump en Tulsa, Oklahoma. El Washington Post informó que el personal de la campaña de Trump ordenó la eliminación de miles de adhesivos de distanciamiento social de los asientos de la arena antes del evento del 20 de junio.

El periódico publicó un video que parecía mostrar a los trabajadores de la campaña quitando las etiquetas de “No se siente aquí, por favor” con la intención de mantener a las personas separadas. En ese momento, Trump fue criticado por realizar un mitin bajo techo durante un aumento en los casos.

¿Qué está pasando en Florida y Texas?

El sábado por la mañana, Florida reportó 9.585 infecciones por coronavirus en las últimas 24 horas. Ha establecido récords para nuevos casos casi a diario desde mediados de junio. El número total de casos en el estado hasta ahora es más de 132.000. Más de 3.300 personas con coronavirus han muerto, de acuerdo con un informe de la BBC.

Muchos otros estados del sur y oeste han reportado picos récord a medida que se mudaron para reabrir y las personas de otras áreas ingresaron en las últimas semanas. La semana pasada, Texas, Florida y Arizona pusieron en pausa los planes de reapertura en un esfuerzo por abordar el brote.

Pero el viernes, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, impuso nuevas restricciones y ordenó a los bares del estado que dejaran de servir alcohol en sus locales.

Recomendado: Se cancela plan piloto de reapertura de restaurantes en Cali

El alcalde de Miami, Francis Suárez, le contó a la BBC que “los números son tan altos” que están ejerciendo una gran presión sobre el sistema de salud de la ciudad. “En este momento estamos penalizando a aquellos que no usan máscaras”, explicó Suárez, y agregó que estaba buscando implementar nuevas medidas: “Quizás tengamos que, en algún momento, implementar una orden de permanencia en el hogar”.

Y en Texas, que también ha visto un número récord de casos esta semana, el gobernador Greg Abbott les anunció a los bares que cerraran y limitaran la capacidad de asientos en restaurantes al 50 %. Los restaurantes habían sido autorizados previamente para operar al 75 % de su capacidad y los bares al 50 %.

“Si pudiera regresar y rehacer algo, probablemente habría sido frenar la reapertura de los bares”, manifestó el gobernador a KIVA.com, afiliado de ABC News.

En la ciudad texana de Galena Park, al este de Houston, el alcalde impuso un toque de queda nocturno y advirtió que los hospitales pronto podrían verse abrumados.

(Con información de la BBC)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias