Colombia: ¿Cómo sería y cuáles empresas puede vender el Gobierno?

Foto: Pixabay

En la presentación del Marco Fiscal de Mediano Plazo, el viceministro de Hacienda, Juan Alberto Londoño, explicó que para el próximo año Colombia espera recibir $12 billones de enajenaciones de empresas estatales como una opción para encontrar ingresos para atender la pandemia del coronavirus.

Son en total 105 empresas sobre las cuales el Estado colombiano tiene participación. El más reciente reporte (de 2018) da cuenta de que, en dos años, la participación no ha variado y que siguen siendo 39 las compañías en las que la Nación tiene participación mayoritaria.

Con ese panorama, parecen ser varias las salidas que tiene el país para completar esos $12 billones en enajenaciones. Y también hay ya hojas de ruta que le darán capacidad de maniobra al Gobierno para decidir de qué empresas salir y en qué porcentajes.

La primera de ellas es la que dicta el Decreto 637 de 2020, por medio del cual se establecen disposiciones necesarias para la enajenación de acciones de la Nación en sociedades que se encuentren inscritas en la bolsa de valores.

Recomendado: Colombia en la postpandemia: Habrá reforma tributaria y venta de empresas públicas

Esas empresas son Ecopetrol, en donde el Estado tiene el 88,49 %, e ISA, donde la participación pública está dividida en dos: el Gobierno colombiano tiene el 51,41 %, mientras que Empresas Públicas de Medellín (EPM) cuenta con el 8,82 %: para un total estatal del 60,23 %.

En este punto hay que tener en cuenta que desde enero del año pasado el Ministerio de Hacienda contempla la posibilidad de vender un 8,5 % más de la participación en Ecopetrol, un plan que incluso ya tiene el visto bueno del Congreso de la República.

Sobre la iniciativa de vender más acciones de Ecopetrol e ISA, el analista Sergio Cabrales dejó claro que, con el panorama que establece el Marco Fiscal, el país tendría que plantearse la posibilidad de salir del 9 % de Ecopetrol y el 22 % de ISA, para de esta manera recaudar $7,6 billones -en el primer caso- y cerca de $4,4 billones para el segundo.

Lo anterior, teniendo en cuenta que el valor de mercado de Ecopetrol (con un barril sobre los US$40) está sobre los $84,5 billones; el de ISA se sitúa sobre los $20,5 billones.

Para Mauricio López, director del Grupo de Macroeconomía Aplicada de la Universidad de Antioquia, el Gobierno -este y el próximo año- va a necesitar urgentemente recursos para atender las necesidades que se desprenden de la pandemia.

“Aunque no soy partidario, en este caso esas enajenaciones sí van a ser necesarias, pues es la vía para inyectarle liquidez al Estado. Sin embargo, esto deja clara la necesidad de diversificar las fuentes de ingreso”, recalcó el académico.

Otras salidas

López también llamó la atención sobre la revisión que debe hacer el Ministerio de Hacienda de aquellas inversiones no estratégicas para ver cómo recaudar más dinero.

En ese sentido, el Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) 3927 -de 2018- pidió al Gobierno que se estudie la viabilidad de vender aquellas participaciones en las que Colombia tenga el 10 %, o menos. Con esto, son 38 las compañías de las que podría salir el Estado, aunque el monto final tan solo llegaría a los $81.124 millones.

Lea también: Gobierno de Colombia fija condiciones para invertir en empresas en crisis por coronavirus

Esa valoración la tendrá que hacer el Ministerio de Hacienda si se tiene en cuenta que es la cartera con mayor valor de portafolio, con el 88 % del total. Seguida de los ministerios de Educación, Vivienda y Comercio, con el 4 %, 3 % y 2 %, respectivamente.

López agregó que se debe detallar, por sectores, cuáles pueden ser los más atractivos para los inversionistas en la coyuntura. El sector energético es entonces uno de los que toma relevancia. El 12,8 % de todas las participaciones empresariales del Estado de Colombia está en esa actividad económica.

El segmento más importante es el de hidrocarburos, con el 64,3 %; seguido del financiero, que representa el 18,1 % del total. Otros sectores que llamarían la atención son el de telecomunicaciones e incluso el de salud. Pero estos solamente representan el 3,1 % y 0,5 %, respectivamente.  

El Gobierno colombiano estudia desde hace varios meses la posibilidad de agrupar dentro de una sola entidad a todas las electrificadoras regionales que tiene en su poder para después venderlas a inversionistas. Con esa estrategia podría conseguir alrededor de $4 billones.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias