Colombia en la postpandemia: Habrá reforma tributaria y venta de empresas públicas

Foto: Pxhere

Aunque para el viceministro de Hacienda de Colombia, Juan Alberto Londoño, todavía no es momento de hablar sobre una reforma fiscal, la presentación del Marco Fiscal ya plantea una iniciativa en ese sentido. “Una vez hayan pasado los efectos de la pandemia, el cumplimiento de las metas de déficit de la Regla Fiscal requiere de la realización de una reforma de al menos 2 % del PIB (equivalen a $20 billones)”, se lee en el informe.

Lo anterior quiere decir que Colombia ya debe empezar a prepararse para una nueva tributaria que busque recoger el dinero que el país está entregando por cuenta del coronavirus.

Para hacerse a una idea, la más reciente reforma tributaria buscaba recaudar $14 billones, plan que después se modificó y quedó en $7 billones como meta.

“No es momento de discutir, no podríamos decir que esa reforma debería estar antes de 2022. Lo que sí es claro es que se necesitará y se analizará una vez se superen los efectos del coronavirus”, dijo Londoño.

Recomendado: Cinco expertos internacionales conforman comisión tributaria para Colombia

El funcionario añadió que en Colombia hay capacidad para que sean más las personas naturales las que tributen. El planteamiento de Londoño va acorde con lo que desde el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) han recomendado en el sentido de que, después de la pandemia, le cabrá una responsabilidad mayor a los ciudadanos para recuperar parte de los recursos que se gastaron.

De esta manera, se lee en el Marco, la senda de déficit fiscal permitirá que se alcancen superávits primarios superiores en promedio a 1 % del PIB desde 2022, que llevarán la deuda a niveles del 43 % hacia 2031.

Sobre el déficit fiscal quedó establecido en 8,2 % del PIB para 2020; en 2021 se bajará hacia el 5,1 %, para que en 2022 cierre sobre el 2,5 % del PIB.

De acuerdo con el Marco Fiscal, la meta de déficit se reduciría consecutivamente hasta el 2031, cuando se espera llegue a ser tan solo el 1 % del PIB. En 2026, 2027 y 2028 el dato se mantendría en el 1,1 %.

Como otra solución de financiamiento, Londoño confirmó que para el próximo año se mantienen planes de enajenación por valor de $12 billones, que irían a cubrir parte de los gastos que se requieren para superar los efectos de la pandemia en Colombia.

Sobre un posible préstamo directo de parte del Banco de la República al Gobierno para atender la emergencia, Juan Pablo Zárate, viceministro técnico de Hacienda, descartó la posibilidad toda vez que el país todavía tiene con qué responder.

Recomendado: Gobierno de Colombia asegura que renta básica ya se dio con subsidios por el coronavirus

Al mismo tiempo aseguró que pedir moratoria de deuda con organismos internacionales tampoco es una vía para Colombia, por la misma razón: todavía hay margen de maniobra.

Finalmente, con la idea de no asumir más cargas fiscales, Londoño descartó que se esté pensando en generar una política de renta básica universal para la población más vulnerable en Colombia.

Lo anterior incluso teniendo en cuenta que Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda, había dicho que desde el Gobierno veían la propuesta como una idea atractiva.

Hay que recordar que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) recomendó a los países de la región avanzar en ese objetivo cuanto antes.   

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias