Fitch calificó AAA bonos externos de EPM y advierte varios riesgos

Edificio EPM en Medellín.

Fitch Ratings ha asignado una calificación en escala nacional a largo plazo ‘AAA (col)’ a la emisión de deuda senior no garantizada por US$575 millones emitida por Empresas Públicas de Medellín ESP (EPM) que vence en 2031.

Como parte del aumento de capital, EPM reabrió su bono global denominado en pesos colombianos al 8,375 % con vencimiento en 2027, que está calificado como ‘AAA (col)’, por $635.000 millones, o US$175 millones. El monto total recaudado fue de US$750 millones. Las clasificaciones tienen un Rating Watch Negativo.

El producto de la emisión se utilizará para fines corporativos generales, incluso para satisfacer las necesidades de capital de trabajo y proporcionar a la empresa liquidez adicional durante el período actual de incertidumbre económica.

Al cierre, el monto de emisión de los pagarés senior al 2027, equivalente a US$175 millones y una tasa de 8,375%, según Fitch, se convirtió en un monto inicial equivalente en pesos colombianos basado en el tipo de cambio vigente en ese momento.

Los montos en pesos colombianos pagaderos con respecto al principal y los intereses se convertirán a dólares estadounidenses en función del tipo de cambio del peso colombiano vigente en ese momento.

Por lo tanto, el pago de los pagarés en pesos al 2027 está expuesto a fluctuaciones del tipo de cambio, y el pago del principal y los intereses puede disminuir en términos de dólares si el peso colombiano se deprecia.

Las calificaciones de EPM, dijo la agencia, reflejan el bajo riesgo comercial de la compañía como resultado de su diversificación y características como proveedor de servicios públicos.

Relacionado: EPM completó sexta emisión de bonos en mercados internacionales; sobredemanda de 3,4 veces

EPM es un generador de electricidad líder en Colombia y exhibe una cartera diversificada de empresas de servicios públicos que incluyen generación, transmisión y distribución de electricidad, servicios de agua y alcantarillado, distribución de gas natural y servicios de recolección y eliminación de basura, destaca el informe de la calificadora.

Las calificaciones de la compañía también reflejan sus sólidas medidas de protección crediticia respaldadas por un apalancamiento histórico y proyectado moderado, una cobertura de intereses saludable y una posición de liquidez adecuada.

Las calificaciones de EPM reflejan además la estrategia de crecimiento algo agresiva de la compañía y la exposición al riesgo regulatorio, que es baja.

El rating watch negativo de EPM refleja la continua incertidumbre sobre el cierre del sistema de desvío auxiliar bloqueado de Ituango desde el 28 de abril de 2018, y los costos finales de su proyecto de Ituango, dijo Fitch.

En junio de 2020, la compañía anunció un retraso adicional debido a la pandemia de coronavirus. La expectativa de Fitch es que 300MW del proyecto estarán en línea a principios de 2022.

Son posibles complicaciones técnicas y de infraestructura adicionales, y podrían retrasar aún más la Fecha de Operación Comercial (DQO) del proyecto.

Agregó Fitch, las contingencias imprevistas adicionales se han mitigado parcialmente después de que las aseguradoras anunciaron los daños calificados bajo la póliza de seguro, pero no hay claridad sobre cuándo y qué daños serán cubiertos. Y añadió que la resolución de Rating Watch puede extenderse más de seis meses dadas estas incertidumbres.

Retraso menor en Ituango
Fitch dijo que continúa manteniendo la calificación de vigilancia negativa hasta que se confirme que los túneles de desvío y auxiliares están debidamente conectados.

En junio de 2020, la compañía anunció un retraso adicional como resultado de la pandemia de coronavirus.

Fitch cree que el impacto financiero del proyecto Ituango se mitiga después del anuncio de que su aseguradora, Mapfre, determinó que las causas del daño en el proyecto Ituango están cubiertas por la póliza de seguro.

Entonces, EPM recibió US$150 millones en ingresos de seguros en 2019 y espera recibir entre US$100 millones y US$200 millones en 2020.

Fitch estima que la compañía sigue expuesta al riesgo de ejecución a pesar de que la compañía ha avanzado para remediar el colapso de los túneles del proyecto.

Espera también que EPM conecte los túneles de desvío y los túneles de desvío auxiliares dentro de los próximos seis a 12 meses. El caso base de Fitch supone que 300MW estarán en operación en 2022, en línea con la guía de la compañía.

Métricas crediticias estables
Fitch en su informe estima que el apalancamiento bruto consolidado de EPM, definido como deuda total a Ebitda, promediará 4.1x desde 2020-2023.

El apalancamiento elevado se explica principalmente por el proyecto Ituango de la compañía, que Fitch estima costará un total de US$3.400 millones para la finalización final, un costo incremental de US$1.500 millones, así como la deuda adicional incurrida por la oferta.

Se espera desde la agencia que el apalancamiento neto tenga un promedio de 3.5x en el mismo horizonte, ya que se espera que la compañía aumente su efectivo disponible para combatir la incertidumbre económica.

Recomendado: Fitch estima presiones en estructura de capital de EPM por Ituango

El caso base de Fitch supone un aumento modesto en los flujos de efectivo en 2022 cuando se pongan en marcha 300MW del proyecto, seguido de dos lanzamientos adicionales de 300MW a partir de entonces.

La agencia cree que, a pesar del mayor apalancamiento en el mediano plazo, EPM tiene un perfil crediticio sólido con una cobertura de intereses desde sus fondos desde la operación (FFO por su sigla en inglés) promedio de 3.7 veces desde 2020-2023 y una deuda neta promedio a Ebitda de 3.5x durante el mismo período.

Por último, Fitch cree que EPM tiene un fuerte acceso a los mercados financieros internacionales y locales y, en el horizonte calificado, refinanciará los próximos vencimientos para preservar la liquidez.

Factores para cambiar calificación

Fitch declaró que “no es probable una actualización en el corto a mediano plazo debido a la demora esperada en la operación de Ituango, las métricas crediticias actuales de la compañía, el gran programa de inversión de capital y la potencial materialización de contingencias en las relaciones del proyecto”.

Agregó que habría riesgo de baja de calificación en caso de que se dé la materialización de sobrecostos significativos y contingencias que debilitan la liquidez de la compañía.

Así mismo, señaló riesgos como retrasos adicionales en el proyecto Ituango, apalancamiento sostenido por encima de 4.0x. una estrategia de inversión y / o adquisición excesivamente agresiva que impulsa las métricas de apalancamiento consistentemente por encima de 4x;

Finalmente, advirtió una mayor intervención del propietario de la compañía, el municipio de Medellín, que afecta negativamente los flujos de efectivo.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias