Equipo técnico del Banco de la República prevé profunda recesión económica en 2020

Foto: Tomada de Flikr

El informe de política monetaria del equipo técnico del Banco de la República deja ver varias perspectivas de lo que sería el comportamiento de la economía colombiana a cierre de año.

De acuerdo con el documento, el país se enfrenta a una profunda recesión en 2020, aunque en 2021 se daría una recuperación pero ambos escenarios son, para el equipo técnico, “de magnitudes bastante inciertas”.

Se lee en el informe que en 2020 el decrecimiento económico estaría entre el -10 y -6 %, siendo el -8,5 % el intervalo entre esos dos extremos; hay que recordar que el intervalo anterior estaba entre el -2 % y -7 %. Para 2021, dice el equipo técnico del emisor, podría darse un incremento de la economía del orden del 4,1 %, teniendo como intervalos el 3 % y 8 %.

En este punto hay que recordar que, para el caso de la caída de la economía colombiana, el Gobierno estima un descenso del 5,5 % a cierre de 2020; para el próximo año el crecimiento llegaría a estar sobre el 6,6 %.

“El techo y el piso de estos intervalos se asocian con unas condiciones de demanda externa más y menos favorables, respectivamente y, en ambos casos, en un contexto de amplia liquidez global y de acceso al financiamiento externo, aunque con cambios en su costo debido a variaciones en la prima de riesgo país”, se lee en el documento.

Condiciona el equipo técnico del Banco de la República que la velocidad de recuperación del próximo año se limitará por los niveles en que estén los precios del petróleo.

Adiciona el documento que “se espera que la brecha del producto anual se sitúe en un rango entre el -7,0 % y -5,0 % para 2020, y el -5,0 % y -2,0 % para 2021, con unos pronósticos centrales del -6,8 % y -4,4 % para estos años, respectivamente”.

De otro lado y sobre el costo de vida, se espera que el dato (sin alimentos ni regulados) esté entre el 1 % y 2 %.; y para 2021 “se anticipa un repunte de la inflación sin alimentos ni regulados como consecuencia de las bajas bases de comparación, la reversión de los alivios en los impuestos indirectos y una brecha del producto algo más cerrada que en 2020”.

Con lo anterior, la inflación sin alimentos ni regulados de cara al próximo año estaría en el rango entre el 2 % y el 3 %. “La variación anual de los regulados debería mantenerse en niveles ligeramente negativos hasta comienzos de 2021. Durante los próximos trimestres este indicador seguiría afectado por la reducción en el precio de los combustibles decretada por el Gobierno en marzo, que en este informe se supone que no se revierte en 2021”, explica el informe.

El viernes pasado el gerente del Banco de la República, Juan José Echavarría, había dicho que la estimación para la inflación total pasaba del rango 3 % y 1 %, al 2 % y 1 %.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias