Gran Tierra Energy reportó pérdidas y menor producción de petróleo en segundo trimestre

Gran Tierra Energy anunció los resultados financieros y operativos de la compañía para el segundo trimestre de 2020, periodo en el que reportó pérdidas y menor producción ante la coyuntura por Covid-19, aunque también destacó que se lograron reducciones significativas en los costos operativos y gastos generales y administrativos, se reanudaron las actividades de producción, desarrollo y reacondicionamiento para el segundo semestre del año y cuenta con una posición financiera fortalecida y perfil de liquidez con perspectivas atractivas para 2021.

Gran Tierra Energy tuvo así una pérdida neta de US$371 millones, más alta en comparación con la pérdida neta de US$252 millones en el trimestre anterior, principalmente debido a un deterioro no monetario en las propiedades de petróleo y gas de la compañía como resultado de precios de petróleo significativamente más bajos.

Además, las ventas de petróleo y gas fueron de US$34 millones, un 61% menos que los US$86 millones del trimestre anterior, debido a la disminución en la producción y los precios del petróleo.

El Ebitda ajustado fue de US$18 millones, en comparación con US$35 millones en el trimestre anterior.

Recomendado: S&P sube calificación de emisor a Gran Tierra Energy

La producción promedio del trimestre fue de 20.165 barriles de petróleo equivalente por día (Boepd), un 32% menos que el primer trimestre de 2020.

Gran Tierra destacó que ante ello tomó medidas decisivas para proteger el balance y la liquidez y como resultado, la producción de petróleo se vio afectada por la perforación de desarrollo diferido, el cierre de la producción de mayor costo y los pozos que quedaron fuera de línea en espera de reparaciones mecánicas rutinarias.

También se tuvo la suspensión de la producción en los bloques Suroriente y PUT-7 en Putumayo debido a fuerza mayor relacionada con el bloqueo de los agricultores locales, lo que también redujo los volúmenes. La producción actual es de aproximadamente 19.000 Boepd.

Desde, en respuesta a la recesión económica mundial y los precios más bajos de los productos básicos, Gran Tierra implementó rápidamente iniciativas de ahorro de costos en toda la compañía y se ha logrado un progreso significativo en la reducción a través de la renegociación de los contratos con los proveedores y la optimización del personal y el alquiler del equipo. Como resultado, Gran Tierra han bajado los costos operativos y los costos generales y administrativos de efectivo en un 43% y 30%, respectivamente.

La compañía también espera que los costos de capital por perforación y terminación por pozo se reduzcan en aproximadamente un 30% en Acordionero y un 18% en Costayaco, en comparación con 2019.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias