Inclusión financiera es del 83,3 % en Colombia

Una de las mayores restricciones que enfrenta la población que no cuenta con acceso a productos financieros se debe a las distancias geográficas a algún proveedor de estos, señala un reporte del Banco de la República.

La inclusión financiera del país, medida como el porcentaje de población adulta con algún producto financiero, mejoró en 2 puntos porcentuales (2 %), en 2019, con respecto a lo observado en 2018, indicó el banco central colombiano en un Reporte de Inclusión Financiera.

Del total de personas con productos financieros (28,9 millones), el 73,2 % se encuentran en ciudades y grandes aglomeraciones, el 14,4 % en áreas intermedias y el restante 13,4 % en zonas rurales.

Recomendado: Inclusión financiera en Colombia alcanzó máximo histórico

Por su parte, el estudio de demanda de inclusión financiera demostró que el 92,8 % de hogares con ingresos mensuales superiores a $1,2 millones tienen productos financieros, mientras que el 22,3 % de los que tienen nivel de ingresos inferior no cuenta con acceso.

Respecto a las empresas, el 87,3 % tiene preferencia por el uso de efectivo, según la Gran Encuesta a las Microempresas (GEM) de 2020, realizada por Anif.

Lo anterior se debe principalmente con una cuestión cultural relacionada con la desconfianza del sistema financiero y, en menor medida, a que el costo transaccional de tener una cuenta de ahorro es muy elevado, por ejemplo por el gravamen a movimientos financieros (GMF), llamado también 4 x 1.000.

Por otro lado, el 41% de las empresas encuestadas manifestó que existe la limitación importante de acceder a financiamiento, especialmente cuando no tienen historial crediticio.

El documento resalta los beneficios alcanzados en materia de inclusión financiera del Programa de Ingreso Solidario (PIS), el cual tiene por objetivo cubrir a más de tres millones de colombianos afectados por la pandemia.

Sin embargo, concluye que debe propenderse por la masificación y mejoramiento de la infraestructura financiera, velando por incrementar la calidad y pertinencia de los servicios ofrecidos, con el fin de que se ajusten a las necesidades de la población tanto bancarizada y no bancarizada.

Le tenemos: Colombia mantuvo primer lugar en ranking de inclusión financiera del BID

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias